Jessica Rojas Ch.. 9 noviembre
Lo Blanquito está formado por cuatro artistas con gran energía, buena vibra y mucha diversión. Soco y Lean (arriba) unen su creatividad con el Sholivery y Beto. Foto: Jeffrey Zamora.
Lo Blanquito está formado por cuatro artistas con gran energía, buena vibra y mucha diversión. Soco y Lean (arriba) unen su creatividad con el Sholivery y Beto. Foto: Jeffrey Zamora.

Divertida, bailable y para gozar; esa es la propuesta con la cual el grupo dominicano Lo Blanquito llegó a Costa Rica para llamar la atención con su pieza Telacutí, una combinación pegajosa de música urbana con sonidos también del pop.

Esta semana los cantantes Beto, Lean, Soco y el Sholivery, integrantes de esta agrupación, estuvieron en nuestro país para promocionar su música. Además de la canción Telacutí, de ellos también se pueden escuchar Hakuna y Party de popis, temas que conservan la esencia entretenida del grupo.

Si no le suena para nada la palabra telacutí, es porque es algo inventado por Carlitos Peláez, el hermano menor de Beto, un niño con síndrome de Down, así que con esta pieza también viene una historia familiar. “Esa palabra estuvo en mi familia durante muchos años, mi hermanito la decía desde que estaba pequeño. Aprovechamos que es extraña y que nadie la conocía para generar curiosidad en el público”, explicó Beto.

El grupo se formó por casualidad, los cuatro artistas trabajaban por separado y cierto día se toparon en un estudio de grabación; hicieron química y planearon a partir de la coincidencia hacer un trabajo en conjunto.

“Nunca lo pensamos, fue algo orgánico, natural. Se creó una línea nueva, algo fresco; mucha gente piensa que nos sentamos a planearlo, pero ha sido muy natural”, comentó Soco.

Sobre su propuesta, los cantantes y compositores afirman que el proceso creativo es muy fácil para ellos a pesar de que son cuatro mentes pensando al mismo tiempo y aportando ideas.

“Mantenemos el sonido urbano, pero tenemos la esencia de Lo Blanquito porque nos gusta lo jocoso. Hay una línea muy delgada entre lo jocoso y lo morboso, así que por respeto a la variedad que tenemos de público nos mantenemos al filo”, afirmó Lean.

“Estamos pendientes de que tenemos primos o sobrinitos a los cuales tenemos que cuidar. Buscamos diferentes formas de comunicar, no decir las cosas muy explícitas, porque tú puedes decir de mil maneras que quieres besar a una mujer”, agregó Sholivery.

En sus planes está posicionarse fuerte en Centroamérica, así como lo han logrado en su natal República Dominicana, para volver a la región a ofrecer un espectáculo en forma.