Música

Dua Lipa desde el confinamiento: “Todos tenemos que poner de nuestra parte para aplanar la curva”

La segunda artista más escuchada en el mundo, según Spotify, habla sobre su más reciente disco ‘Future Nostalgia’ desde su casa en Londres donde está confinada por el coronavirus

Santiago de Chile. GDA/El Mercurio. En un presente hipotético -y paralelo-, Dua Lipa, de 24 años, estaría respondiendo al teléfono desde Madrid, donde daría inicio su tour mundial, pero la “nueva normalidad” de la artista femenina más escuchada del momento en plataformas como Spotify, es estar encerrada en su casa, en Londres.

La cuarentena es un estado prácticamente global por la pandemia del covid-19 y la cantante británica, de ascendencia albano-kosovar, está confinada en el que es su momento de mayor explosión artística.

El 27 de marzo pasado lanzó Future Nostalgia -una semana antes de lo anunciado debido a una filtración que la obligó a modificar sus planes como, por ejemplo, pensar en retrasarlo por la emergencia sanitaria-, un álbum que solo vino a confirmar que el interés que había despertado con su debut homónimo de 2017, que traía el éxito New Rules, que llama a las mujeres a empoderarse en el fin de una relación, ahora se amplificaba con un trabajo que elevó sus propios estándares musicales. En síntesis, este nuevo disco es una colección de 11 certeros sencillos amarrados al concepto que engloba su título.

Dua Lipa hoy es la nueva heroína del pop, la mujer alfa -como canta ella misma- de la industria musical, basada en una serie de éxitos, como Don’t Start Now, Physical y Break My Heart, y a un discurso feminista, que imprime a través de sus canciones, las que, cuenta, se nutren de sus propias vivencias.

Un liderazgo que se refleja en su llegada al primer lugar de las listas en Inglaterra; a la cuarta posición en el Billboard 200 y a más de 60 millones de oyentes mensuales en el mundo a través de Spotify, la segunda artista más oída del planeta en este momento, solo superada por The Weeknd. Un éxito global que le quitará la pausa a su versión en vivo cuando la amenaza del coronavirus sea neutralizada.

Aplanar la curva

En Instagram, la intérprete ha mostrado cómo busca pasar el tiempo de confinamiento con su pareja, Anwar Hadid (hermano de las populares modelos Bella y Gigi Hadid), quien le tiñó el pelo rosado o que le ha ayudado a hacer queques de chocolate.

“Algunos aspectos de esta cuarentena han sido más difíciles que otros, pero con el tiempo ahora veo en perspectiva todo lo que está pasando”, cuenta a El Mercurio Dua Lipa, quien, consciente de la crisis sanitaria global, utiliza conceptos técnicos para referirse al covid-19.

“Todos tenemos que poner de nuestra parte para aplanar la curva y terminar con esta pandemia. Y eso no es una tarea pequeña”, plantea con seriedad.

-¿Dentro de lo malo de este momento, siente que con su disco ha ayudado a llevar mejor el estrés y la ansiedad de la gente?

“El cómo ha sido recibido el álbum me ha hecho sentir muy bien y agradecida. Y si la gente es capaz de reconfortarse y encontrar luz durante estos tiempos difíciles que estamos viviendo, eso me hace sentir aún mejor”.

-Hoy puede existir una mirada apocalíptica, pero ¿qué cree que será “nostálgico en el futuro”?

“No lo sé, pero quizás será nostálgico un apretón de manos o incluso hasta cualquier tipo de contacto humano en el futuro”.

Dos mundos

Future Nostalgia, dice la cantante, “es mi orgullo” y el éxito, el resultado de su trabajo. “Este es el álbum que quería hacer y que siento que realmente me representa. ¿Por qué? No lo sé, creo que pudo ser porque me sentí muy segura mientras lo hacía”, dice Dua Lipa sobre un álbum que filtra piezas de la cultura pop, con influencias amplias, que la artista reconoce desde “Blondie a Madonna”, resume. “Es un disco que tiene dos mundos: el nostálgico, que es en el que crecí y que refleja mi niñez, pero al mismo tiempo el otro, el que crea música que se sienta nueva y que me represente”.

-El disco cierra con Boys Will Be Boys, que habla del constante acoso que sufren las mujeres...

“Sí, es un tema que surgió de una conversación en el estudio con Justin (Tranter) y Kennedi (Lykken) -coautores de la canción-, donde hablamos sobre mis experiencias personales, de lo que me pasaba cuando caminaba tarde de la escuela a mi casa y de lo incómodo que era que te dijeran cosas. Eso lo plasmamos en la canción sobre la base de mi historia. Lo coloquial de la conversación y ese estilo se perciben en el tema”.

-Hoy muchos la ven como una líder. ¿Siente la responsabilidad de incluir temáticas feministas en su música?

“Primero, creo que es muy importante para mí basarme en mi propia vida y hablar desde mis propias experiencias, para compartir algo con lo que otras personas, mujeres principalmente, podrían identificarse. Siento que todas estamos pasando por las mismas cosas, pero no todas son capaces de conectar con otras y compartir lo que les sucede. Pese a ello, siento que de todas formas, las mujeres nos estamos levantando para reclamar lo que nos pertenece”.

-¿Cree que todavía es más difícil ser mujer que hombre en esta sociedad?

“Tiene que ver con crecer viendo cómo a los hombres les dan roles distintos que a nosotras y que determinan lo que puedes o no puedes hacer. Nunca somos vistas igual de fuertes que ellos y por eso buscamos reclamar de vuelta esa fuerza”.