Carlos Soto Campos.   18 agosto
Campeonato de rap improvisado Batalla de los Gallos en Costa Rica dejó como campeón a SNK. Foto: Cortesía de Red Bull

Dicen que la tercera es la vencida, pero, ¿qué se sabe de la cuarta? En las cuatro ocasiones que se ha hecho en el país la competencia de rap improvisado Red Bull Batalla de los Gallos el rapero SNK (Sergio Guillén) ha sido uno de los 16 elegidos para participar.

Pero en esta ocasión, el rapero finalmente se llevó el título a Cartago, después de años de ser un referente del freestyle en las calles y campeón en otras competencias.

“Yo quisiera como pellizcarme a ver si es cierto. La batalla de Red Bull es como la Champions League del rap improvisado y ahí vamos a tener que dar lo mejor del país”, explicó SNK, quien venció en la final a Cehzar, el primer campeón nacional.

SNK se ganó un boleto para viajar a España en diciembre, donde los esperarán Wos (Argentina), Aczino (México) y Valles T (Colombia), algunos de los mejores raperos de batallas del momento.

Fue una noche lluviosa que no dio tregua, pero nadie quería perderse un espectáculo que, aparte de realizarse una sola vez al año, tendría batallas con lo mejores exponentes del rap.

El alajuelense Cehzar (ganador del 2016) y los herediano G y RVS (ganadores del 2017 y 2018, respectivamente) llegaron a pelear por el título junto a otros talentos emergentes.

El juez Chuty (campeón de improvisación de España) animó el final de la la noche con algunas rimas. Foto: Cortesía de Red Bull

No hubo batallas de relleno y aunque los MCs jóvenes se fueron quedando afuera entre ronda y ronda, un público que rozaba las 2.000 personas se llevó un verdadero espectáculo.

“Se nota más nivel de los competidores y el mismo público es más exigente en cuanto a sus rimas y eso genera que cada MC (rapero) sea más riguroso. Aparte, la producción de Red Bull hizo un gran trabajo este año”, señaló Bana, uno de los fundadores de la liga de batallas Rapquicia.

Batallas

Desde el inicio las batallas dieron cuenta de la calidad que hay en el país. El primer encuentro fue entre G y RVS, los campeones heredianos, quienes entraron con todo. En la pantalla gigante se les proyectaron palabras como “tuanis” y “gallo pinto” que ellos debían incorporar en sus rimas.

El rapero Kamaño llegó con mucha fuerza a la competencia y se quedó el tercer lugar. Foto: Cortesía de Red Bull

El público estaba con RVS, sin duda, pero la habilidad de G hizo que el jurado se inclinara unánime hacia él.

Inmediatamente después de eso llegó al escenario el primer campeón tico, mientras casi todo el público coreaba su nombre: “Cehzar, Cehzar”. La presión quedó en su oponente, Sheko, quien consiguió pocos punchlines. El jurado votó unánime por Cehzar.

Kamaño, otro de los favoritos del público, entró con todo y se declaró como nuevo campeón nacional en la cara de oponente, Fabrizzio. Este último le contestó con igual fuerza y casi por lo mínimo Kamaño se llevó el pase a la siguiente ronda.

MC León (derecha) fue la primera mujer en participar de la competencia. En primera ronda se enfrentó a quien resultaría campeón, SNK. Foto: Cortesía de Red Bull

La primera batalla de SNK fue contra la MC León, la primera mujer en ser convocada a la final nacional de la batalla. Ella fue sesuda en sus rimas y definitivamente tenía al público con ella, pero al final pesó la experiencia de SNK, quien la venció sin recurrir a ningún cliché machista.

También pasaron a la siguiente ronda Franco, quien debió pelearse su pase en una réplica (ronda extra) contra Emma; Black Hawk, quien venció con facilidad a Joz; Gabo, que derrotó al subcampeón del 2018, Lapzo; y Jeff, que con sentido del humor logró superar a Pocho (aunque los dos hicieron un papel excepcional).

Alto nivel

En cuartos de final y semifinales fue cuando salió a relucir lo mejor de los MCs. En las pantallas se les ponían temas como “deportes” o “famosos” que ellos aprovecharon para hacer mofa de sus oponentes.

El primero en lucirse fue Cehzar, quien generalmente hace buenas rimas sobre deportes y así sacó de la competencia a su colega G. La batalla de SNK contra Franco fue salvaje, llena de rimas sobre universidades, desde la Latina, hasta la de Oxford.

Jeff salió con todo en el tema “vacaciones”, haciendo referencias desde Destinostv.com hasta de algunos jugadores de fútbol y así le ganó a Gabo. Kamaño por su lado se impuso sin problemas a Black Hawk.

Ya en semis los ánimos se calentaron. La batalla más intensa fue entre Kamaño y Cehzar, una en la que el primero intentó tirarle por todos los medios a su oponente, pero Cehzar, como un gato, siempre cayó de pie.

Cehzar se ganó un boleto a su segunda final, pero esta vez, SNK era inevitable. Costa Rica se quedó con su primer campeón cartaginés.

Ver más!