Jessica Rojas Ch.. 27 mayo
Los hermanos Cali y el Dandee siguen produciendo música durante esta cuarentena. Fotografía: Cortesía Universal Music.
Los hermanos Cali y el Dandee siguen produciendo música durante esta cuarentena. Fotografía: Cortesía Universal Music.

Los recuerdos de los amores colegiales y las aventuras de la juventud encontraron música en las canciones de los hermanos Cali y el Dandee, quienes estrenaron recientemente su disco titulado Colegio, una compilación de canciones dedicadas a esos recuerdos y a la nostalgia de la adolescencia.

Para lograrlo, los colombianos se apoyaron en amigos y colegas que sumaron a los temas un toque especial, haciendo que las interpretaciones románticas viajen a otro nivel conducidos por el vehículo del reguetón y la música urbana.

Sobre esta nueva producción los hermanos hablaron con Viva en una entrevista virtual:

¿Qué sentimiento les da el resultado del disco?

-Dandee: Queremos que sea un disco para cerrar los ojos y viajar al colegio, ese fue el concepto desde el principio, porque el colegio es el sitio donde florecen las primeras veces que se quedan para toda de la vida de una persona. Para nosotros escribir música siempre tiene que ver con nostalgia de la linda o de la la triste y esos sentimientos son verdaderamente reales en el colegio.

“Queríamos hacerle un homenaje a ese momento con canciones que hablen de las historias que nos pasaron en el colegio, canciones que te hagan sentir con toda esa gente que en estos momentos no están con nosotros por la cuarentena, pero que extrañamos muchísimo. Sentimos que es un momento para ese tipo de música, para que la gente que está en el colegio lo oiga y sea la banda sonora de esos momentos que estamos hablando".

-¿La composición de las canciones evocan a las experiencias propias de los dos?

-Cali: Obviamente tiene que ver con las experiencias propias con historias y cosas que vivimos. Todas las canciones son alusivas a un viaje, a muchos recuerdos y muchas cosas que vivimos en el colegio; yo lo asocio mucho desde la primera hasta la última canción y que van en un orden, por lo que uno va pasando en el colegio desde chiquito hasta que va creciendo, son historias que nos pasaron.

-Este disco tiene la colaboración de amigos que los ayudan a contar esos recuerdos, ¿cómo escogieron a los artistas correctos para cada canción?

-Dandee: Queríamos trabajar con artistas que conociéramos desde antes para que se sintiera muy natural, así como cuando vas al colegio y estás rodeado de amigos. Todos le sumaron un estilo muy particular y especial a cada canción, nos ayudaron a llevar las canciones a otro nivel y que nosotros dos no hubiéramos podido solamente como Cali y el Dandee. El álbum está lleno de colaboraciones porque en el colegio uno comparte con muchos amigos y muchas personas diferentes.

“Cuando hacemos una colaboración lo hacemos porque no podemos llegar al sitio que queremos llegar con la canción, el mensaje o el estilo solos; cuando sentimos que la historia se está contando al 100% y no necesitamos la colaboración no la hacemos, no es una jugada de marketing, sino que es traer un amigo que tenga elementos que nosotros no tenemos para terminar de contar la historia”.

-¿Y por qué Besos tristes y Solamente tú las cantaron solos?

-Cali: Las dos que cantamos solos la queríamos hacer así porque tienen un mensaje muy concreto y conciso, no queríamos arreglarlo y adornarlo con muchas cosas. Son mensajes de amor y de despecho, las canciones eran un estilo muy nuestro.

-¿Hace cuánto comenzó la idea y en qué momento decidieron que el concepto fuera este?

-Dandee: La canción Colegio junto a Lalo Ebratt se escribió antes, esa fue la que le dio el concepto al álbum y nos hizo darnos cuenta de todo esto, de que el colegio tiene 5.000 historias diferentes y cosas que le han pasado a todo el mundo.

-¿Qué recuerdos musicales tienen del colegio?

-Dandee: Éramos los únicos cantantes de un colegio de 200 personas; era un colegio pequeño. Tuvimos ese rol desde chiquitos porque nos sentíamos cantantes desde muy pequeños (...) Cualquier Día de la Madre o de la Virgen éramos nosotros cantando con dos amigos que probablemente no tocaban mucho, pero ahí estaban. El colegio fue todo para nosotros, fue para que nos pudiéramos convertir en músicos; además esas presentaciones nos servían de excusa para salirnos de clase, y como estudiábamos en un colegio de hombres, nos servía también para que nos llevaran al colegio de las niñas.

-El video de Locura es muy adecuado para estos tiempos de cuarentena porque habla de un amor a la distancia...

-Cali: Teníamos pensado grabar este video en Cartagena, pero por la cuarentena nos tocó ser recursivos, se adaptó mucho la historia. Trabajamos con un equipo que se llama 36 grados de Medellín. Ellos propusieron la idea de grabarnos nosotros mismos desde nuestras casas siguiendo las indicaciones de seguridad.

"Al principio estábamos un poco asustados con el resultado, pero creo que una de las cualidades de este video, ya viéndolo afuera y la reacción de todos los que nos están escribiendo, es que le llegó mucho a la gente porque es una historia que se identifica con el modo de vida y el modo como las personas ven en este momento a los que quieren. Nos sentimos muy orgullosos porque creo que no hubiéramos hecho un video así si no hubiera pasado lo de la cuarentena.

-¿Como creadores sienten una responsabilidad para darle al público un espacio de libertad en estos momentos?

-Dandee: Es una responsabilidad. Se siente raro decir que uno está haciendo algo importantísimo porque son los doctores y las enfermeras quienes lo están haciendo. Pero si algo nos ha enseñado esta cuarentena es que, las cosas que parecían elementales y a veces bobas como salir a caminar con un amigo, no son tan bobas como parecían y ahora las necesitamos más. Si nos hubieran quitado la música, que es algo que nosotros damos por hecho, esto habría sido muy diferente y lo digo como oyentes de música también.

“Como músicos tenemos la responsabilidad de ser proveedores de distracción, de buenas noticias y de historias que te permitan salir de la casa simplemente cerrando los ojos y escuchando una canción. Esa es la forma en que nos expresamos y nos relajamos, pero es nuestro trabajo y es nuestra responsabilidad llenar de música a la gente que está viviendo momentos extraños".