Fernanda Matarrita Chaves. 23 noviembre, 2020
El primer acercamiento de Beth con la moda. Este es el vestido que logra comprar con el primer premio que gana. Foto: Netflix para LN
El primer acercamiento de Beth con la moda. Este es el vestido que logra comprar con el primer premio que gana. Foto: Netflix para LN

Alerta: Contiene spoilers. Si no ha visto la serie, es mejor que la termine antes de leer este artículo y analizar con nosotros la moda de Beth Harmon.

No es necesario ser fanático de la moda para notar el buen gusto de la protagonista de Gambito de Dama, a la hora de vestir y de ir de compras.

Anya Taylor-Joy, quien da vida a Beth (Elizabeth) Harmon, lució con garbo y estilo las piezas que nos transportaron a la época de los 60, tiempo en el que se remonta la serie.

Si ya vio la serie, quizá entendió la fascinación de Beth por el buen vestir. Primero, porque al ser una niña sin padres e ir a vivir a un orfanato debió usar un formal y gris uniforme; posteriormente, cuando fue adoptada (en los 50), la chica debió adaptarse a las prendas que su madre podía suplirle del departamento de descuentos.

Es decir, en sus primero años de vida no había nada a la moda ni tampoco de su gusto. Apenas empezó a ganar sus primeras competencias de ajedrez, e iba adquiriendo confianza en sí misma, simultáneamente Beth empezó a comprar lo que quería: libros, revistas y vestidos en tendencia, que marcaban su cintura. Siempre lució llamativa con colores más neutros que hacían match con su pelirroja cabellera.

En la serie la estilizada actriz lució estilismos hechos a la medida que estuvieron a cargo de la vestuarista Gabriele Binder, reconocida por sus trabajos con Angelina Jolie en In the Land of Blood and Honey.

“Queríamos que el look de Beth Harmon en los tardíos 50 y principios de los 60 se viera un poco atrasado a propósito: de esa manera podríamos mostrar claramente el momento en el que ella se actualiza con la época moderna en Nueva York, donde descubre cómo está viviendo la gente de su generación.

”Cuando Beth está en la escuela siente una diferencia muy grande entre las demás chicas y ella, al punto de que siente que no puede pertenecer a su grupo. En este punto comienza a buscar en todas partes algo (y alguien) con qué conectarse y, en la ausencia de una persona real, se conecta con el vestido del maniquí”, explicó Binder a Vogue.

La experta refirió que Beth es una persona que se define bien a través de lo que viste; mediante sus prendas refleja el constante cambio y la búsqueda de sí misma en un mundo de hombres, dijo al Huffington Post en su edición española.

“A medida que pasan los capítulos la protagonista es más glamurosa y eso se manifiesta en sus abrigos”, dijo.

Conforme Beth va creciendo y ganando torneos, su seguridad aumenta y eso queda retratado en sus atuendos. Foto: Netflix para LN
Conforme Beth va creciendo y ganando torneos, su seguridad aumenta y eso queda retratado en sus atuendos. Foto: Netflix para LN
Ajedrez como protagonista

Binder se basó en el ajedrez para diseñar los outfits de Beth, quien luce prendas vintage en las que son recurrentes los estampados a cuadros, como el recurrente abrigo con el que se protege del frío los decisivos días de campeonato en Moscú, Rusia.

También, si regresamos en los capítulos, en París también lució un vestido beige con franjas que emulan un tablero y que es un guiño al diseñador Pierre Cardin; y en México nadó en una piscina con un traje de baño blanco con negro.

Beth con el abrigo a cuadros con el que se protegió del frío en los torneos de Moscú. Foto: Netflix para LN
Beth con el abrigo a cuadros con el que se protegió del frío en los torneos de Moscú. Foto: Netflix para LN
El significado detrás de los looks finales

En su amplia entrevista con Vogue, la vestuarista descifró los significados detrás del atuendo que Beth usa en su batalla final con el rival a quien siempre le ha temido, así como con el monocromático traje blanco con el que se presenta en el bloque final de la serie.

En los flashback de Beth, ella recuerda los momentos junto a su madre; si prestamos atención podemos ver que usa un vestido gris que tiene como característica especial su nombre bordado a mano por su mamá, el mismo traje que la directora del orfanato quema cuando la niña entra a ese lugar.

Según la vestuarista, el color gris de ese vestido significa “hogar” para Beth; por ello, la prenda que ella usa en su juego contra el ruso Vasily Borgov es de ese mismo color. Ella explicó la razón.

El color gris tiene un especial y tierno significado en la historia de la prodigiosa ajedrecista. Ella lo usa al inicio y al final de la serie. Foto: Nerflix para LN
El color gris tiene un especial y tierno significado en la historia de la prodigiosa ajedrecista. Ella lo usa al inicio y al final de la serie. Foto: Nerflix para LN

“Quisimos crear un momento en el que ella pudiera volver a su ‘hogar’, que es la razón por la que usa el mismo color en su torneo final en Moscú: en el vestido que lleva cuando está ganando. Usamos este color para mostrar que ella, por fin, se siente segura y que su madre está con ella.

”En ese momento ya no le teme al hombre al que más le ha temido, es un color que la hace muy frágil, pero, al final, el mismo color es un símbolo de su fuerza: es un regreso a casa simbólico”, detalló.

Al final de la serie, vemos a una Beth ganadora y reconciliada consigo misma. ¿Por qué viste completamente de blanco?

“Al final, Beth lleva el abrigo con pantalones y boina blancos. La idea, por supuesto, es expresar que ella es ahora la reina del tablero y que el tablero es el mundo”, explicó.

El 'look' final de Beth Harmon tiene un significado de la nueva mujer que ella es. Foto: Netflix para LN
El 'look' final de Beth Harmon tiene un significado de la nueva mujer que ella es. Foto: Netflix para LN