Lo hizo por medio de una transmisión en vivo en la que prometió revelar su verdadero ser

 11 junio, 2017
La cantante dijo que de la mano de su nuevo álbum ha llevado un proceso de reeducación.AFP
La cantante dijo que de la mano de su nuevo álbum ha llevado un proceso de reeducación.AFP

Nueva York

Durante una maratónica transmisión en vivo, la estrella del pop Katy Perry confesó haber tenido pensamientos suicidas.

“Me siento avergonzada de haber tenido esas ideas, sentirme tan baja y deprimida”, dijo el sábado en YouTube durante una emotiva sesión con el psicólogo Siri Singh de la serie The Therapist.

La cantante se ha transmitido en vivo desde el viernes, grabando su vida para que cualquiera con acceso a internet pueda verla. y para promocionar su nuevo álbum Witness . Durante la transmisión –que inició el jueves– ha practicado yoga, tuvo invitados para cenar, durmió, se maquilló y, por supuesto, cantó algunas de sus nuevas canciones.

Pero el domingo, los 60 minutos más reveladores del evento de cuatro días fueron los que pasó con Singh, que ella señaló como un espacio para mostrar lo útil que podría ser la terapia.

Perry le dijo al psicólogo que lucha para lidiar con su persona pública y desde el inicio se sintió aliviada de poder mostrarse ante el profesional y a todos los espectadores como “Katheryn Hudson” y no como Katty Perry.

Rodeada de cámaras, reconoció que, en el pasado, tuvo pensamientos suicidas y habló del desafío de ser ella misma mientras promueve su imagen pública “bajo este loco microscopio”.

“Tengo tantas ganas de ser Katheryn Hudson (su nombre real) que hay veces en las que ni siquiera quiero verme como Katy Perry, y esa es una de las razones por las que me corté el cabello, porque realmente quiero ser yo misma”, comentó Perry, quien ahora luce el cabello corto y teñido de rubio.

La diva de 32 años confesó que su canción By the Grace of God, fue producto de su proceso para sanar esas ideas y sentimientos. “Esa canción fue escrita porque realmente creo en algo más grande que mi persona y yo le llamo Dios”, explicó.

Katy Perry también dijo tener problemas para abrazar a las personas. “Siempre ensé que era muy íntimo, algo casi sexual (...). Los abrazos son algo sexual, la gente puede sentir mis bubis. Pero luego aprendí que esa no es la intención de todos”, dijo.

La transmisión culminará este lunes con un concierto gratuito para 1.000 fans en Los Ángeles.

Etiquetado como: