Viva

Jennifer López pensó dejar Hollywood por baja autoestima y estándares de belleza

Netflix estrenó este martes 14 de junio ‘Jennifer López: Medio tiempo’, un revelador documental que muestra detalles íntimos de la ‘Diva del Bronx’

Hoy en día es una de las latinas que goza de mayor fama a nivel internacional, sin embargo, llegar hasta la cima le tomó a Jennifer López pasar por varias crisis y dolorosos comentarios.

En el nuevo documental de Netflix, Jennifer López: Medio tiempo, la Diva del Bronx hace un recorrido por su carrera y los momentos de los que no siempre habla pero que la han marcado y la han convertido en la artista que es actualmente. Es decir, la producción es una mirada profunda dentro de la vida de JLo.

“Este es más que un simple diario de un concierto: es un vistazo a los momentos privados y más ferozmente protegidos por López. Es el tipo de acceso detrás de escena que los fanáticos anhelan”, afirmó Netflix.

Por ejemplo, en esta producción Jennifer López deja claro que lidiar con la fama no ha sido nada sencillo y que incluso hubo momentos en los que pensó en dejar Hollywood al no poder soportar las críticas.

“Hubo muchas veces en las que pensé, creo que simplemente voy a renunciar. Tenía que descubrir realmente quién era yo, creer en eso y no creer en nada más”, dice.

Con apenas 20 años JLo debutó en el mundo artístico en 1989, sin embargo, catapultó su carrera ocho años después cuando interpretó a Selena Quintanilla en la cinta Selena. Dos años más tarde lanzó su primer disco, en 1999.

Para aquel entonces su curvilinea figura no cabía entre los estándares de belleza y las múltiples críticas por ello la llevaron a querer renunciar.

“Cuando comencé a trabajar el ideal de belleza era muy delgada, rubia, alta, sin muchas curvas. Crecí rodeada de mujeres con curvas, así que no fue nada de lo que me avergonzara. Fue difícil (...). Terminó afectando las cosas de una manera que nunca pretendí”, confiesa.

La intérprete de On The Floor revela que hubo un momento en el que “tenía muy baja autoestima” pues los medios querían saber todo sobre su vida personal y eso “eclipsó todo”.

“Creía mucho de lo que decían y que yo no era realmente buena”, añade.

Ahora, a sus casi 53 años, la estrella está más orgullosa que nunca de su físico; además, aprendió a dejar de lado las noticias sobre ella. Sus experiencias en la vida la han llevado a querer cada vez más y está dispuesta a seguir haciendo historia.

Jennifer López: Medio tiempo es dirigido por Amanda Micheli y tiene una duración de hora y media, aproximadamente. Adicionalmente, en este documental la Diva del Bronx también habla de su frustración al tener que compartir el escenario con Shakira en el Super Bowl.

Kimberly Herrera

Kimberly Herrera Salazar

Periodista graduada de la Universidad Internacional de las Américas. Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.