Reconocida por sus papeles en filmes de Quentin Tarantino como Kill Bill 1 y 2, y en otras cintas como Batman y Robin y Nymphomaniac 1

Por: Manuel Herrera 10 febrero, 2015
Uma Thurman lució su nuevo rostro (el de la izquierda) anoche. Los cambios de la actriz evidencian su reciente paso por el quirófano.
Uma Thurman lució su nuevo rostro (el de la izquierda) anoche. Los cambios de la actriz evidencian su reciente paso por el quirófano.

Uma Thurman 'estrena' rostro.

La actriz, musa sangrienta de Quentin Tarantino, decidió, muy a lo Renée Zellweger, borrar el paso del tiempo de su rostro y ahora se ve prácticamente irreconocible.

Thurman, de 44 años, acudió este lunes por la noche a Nueva York, para participar en el estreno de la nueva miniseria de NBC The Slap, que protagoniza junto a Peter Sarsgaard, Thandie Newton, Zachary Quinto, Brian Cox, Melissa George, Mekenzie Leigh y Lucas Hedges, y dejó ver su paso por el quirófano.

Aunque no lo crea, ella es Uma Thurman.
Aunque no lo crea, ella es Uma Thurman.

Su particular rostro angulado quedó atrás para dar paso a uno más redondo, y sus ojos se achinaron debido al gran estiramiento al que se sometió.

La prensa estadounidense cataloga como desastrozo el cambio facial de Thurman, que levanta más críticas debido a que en varias ocasiones la intérprete se había declarado en contra de los retoques estéticos.

La última vez que a Thurman se le vio en público fue a finales de enero pasado, lo que indica que su paso por el quirófano se produjo en los últimos 15 días.

A inicios del año pasado, ella puso fin a su relación con Arpad Arki Busson, con quien compartió desdel el 2007 y a quien le dio una hija, Rosalind, de casi dos años. A parte de Rosalind, la actriz tiene dos hijos más: Maya (15 años) y Levon (12), ambos fruto de su matrimonio con Ethan Hawke.

Tras poner final a su relación con Arpad, Thurman se unió a Tarantino, de 51 años. Ambos se conocieron en el rodaje de Pulp Fiction en 1994.

Aparte, la actriz también actuó en Kill Bill 1 y 2 (también de Tarantino), Nymphomaniac 1 de Lars von Trier, y Batman y Robin, de Joel Schumacher, entre otras.