El propietario del bar, que fue arrestado como parte de un operativo contra espectáculos con bailarinas nudistas, enfrenta cargos de obscenidad y de operar un centro de entretenimiento sin permiso.

 14 octubre, 2013

Un tuit de Rihanna en el que describió el contenido altamente obsceno y sexual visto en un show en la isla de Phuket permitió a las autoridades de esa región de Tailandia (680 kilómetros al sur de Bangkok) arrestar al dueño del bar donde se realizó.

— Rihanna (@rihanna) September 21, 2013

El propietario del bar, que fue arrestado como parte de un operativo contra espectáculos con bailarinas nudistas, enfrenta cargos de obscenidad y de operar un centro de entretenimiento sin permiso.

“Las autoridades tuvieron conocimiento del bar la mañana después de que Rihanna tuiteó sobre éste, pero no pudimos atraparlos violando la ley hasta el sábado por la noche”, dijo el jefe local de distrito Weera Kerdsirimongkon Weera.

Detalló que el dueño del bar podría enfrentar hasta un mes en prisión y una multa de hasta $1.900.

Esta no es la primera vez que un mensaje de Rihanna en las redes sociales produce un arresto.

Una foto en Instagram de la artista con un lori perezoso, un animal parecido a una ardilla con ojos grandes, llevó a la policía local a arrestar a un hombre de 20 años y un chico de 16 años que podrían enfrentar cargos de posesión de animales protegidos.

El cargo conlleva una pena de hasta cuatro años de cárcel y una multa de $1.300.

Etiquetado como: