Fernanda Matarrita Chaves. 3 octubre, 2017

Renate Langer, exactriz alemana de 61 años, acusó ante la policía suiza que el director de cine Roman Polanski abuso sexualmente de ella en una casa en Gstaad, en febrero de 1972, cuando tenía 15 años, según informó The New York Times.

La policía suiza confirmó que el 26 de setiembre conversaron con Langer. Langer brindó a The The New York Times una copia de un correo electrónico en el que la policía determinaría si ella podía denunciar al director de cine formalmente. En ese país europeo, la ley limita el proceso en casos ocurridos hace muchos años; sin embargo, la exactriz busca que su caso sea investigado.

Langer dijo a The New York Times que en su momento no denunció al presunto autor del abuso porque no tenía en quién confiar. Hasta años después se lo confesó a un novio.

"Mi madre habría tenido un ataque al corazón. Me sentí avergonzada, perdida y sola", dijo

Roman Polanski seguirá enfrentando la justicia de Estados Unidos. AP.
Roman Polanski seguirá enfrentando la justicia de Estados Unidos. AP.

Langer es la cuarta mujer en acusar públicamente a Polanski de abusarla sexualmente cuando era una adolescente.

Harland Braun, abogado de Polanski, se negó a comentar la acusación de Langer. En 1977 Polanski se declaró culpable de sexo ilícito con Samantha Geimer cuando tenía 13 años. Sin embargo, su representante legal ha disputado otras acusaciones similares en el pasado.

En agosto, una mujer de Los Ángeles, identificada como Robin M., se presentó en una conferencia de prensa para informar que Polanski la había atacado sexualmente en 1973, cuando tenía 16 años.

En el 010, la actriz británica Charlotte Lewis también acusó al cineasta de abusar sexualmente de ella cuando tenía 16 años.

Langer dijo al diario estadounidense que se animó a acusar a Polanski luego de enterarse de la denuncia que una mujer presentó en su contra en agosto.

Roman Polanski huyó de Estados Unidos en 1978 en vísperas de su sentencia en el caso Geimer. Desde entonces él ha vivido en Francia, Polonia y Suiza, el primer país no extradita, los otros dos se han negado a extraditar a Polanski para ser juzgado en EE.UU.