Por: Yuri Lorena Jiménez.   18 abril
Elena Umaña y su hijo Nathan, quien cumplió dos años el pasado 1 de abril /Cortesía de Elena Umaña /Para La Nación
Elena Umaña y su hijo Nathan, quien cumplió dos años el pasado 1 de abril /Cortesía de Elena Umaña /Para La Nación

La cantante Elena Umaña recuperó la tarde de este miércoles a su hijo de dos años, que estuvo en custodia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) desde el lunes luego de que una mujer reportara que estaba solo dentro de un auto en un parqueo en Heredia.

El reencuentro entre madre e hijo, según declaró Umaña –en medio de la conmoción y la felicidad– fue una vivencia surreal.

"Lo que yo sentí en ese momento... sentía que mi pecho no lo iba a aguantar, como si me fuera a explotar, no puedo parar de besarlo, ha sido demasiado duro todo y ya tener a mi chiquito conmigo... me parece que estoy soñando", dijo un poco atribulada mientras continuaba, en compañía de su abogado y ya con su hijo en brazos, terminando con los trámites antes de ya salir con su bebé rumbo a su casa.

El PANI fundamentó su decisión –según explicó en un comunicado– en que no existen antecedentes de intervención institucional; hubo referencias positivas tanto de los vecinos como del centro educativo al que asiste el niño y la disposición del padre y padrinos del infante en brindar apoyo.

El PANI determinó entonces que “el niño regresa con su madre en forma inmediata” pero también estableció que Umaña debe asistir una vez por semana, con su hijo, a la oficina local de San Pablo (Heredia) para efectos de seguimiento. La cantante también deberá asistir a la Academia de Crianza para el Fortalecimiento de su Rol Materno.

En una entrevista con este diario, la madrugada del martes, Umaña ofreció su versión de los hechos, manifestó su arrepentimiento por un acto que no justificó, pidió perdón a su familia y seguidores y justificó a quienes la estaban juzgando y ofendiendo en redes.

Aseguró que se mantendría absolutamente enfocada en recuperar al niño, que junto con su hija Natasha, de 14 años, constituyen lo que ella llama “una familia maravillosa, donde la luchamos todos los días pero con el motor de vida y alegría que significa un bebé tan especial como Nathan”.

(Video) Elena Umaña habló con La Nación sobre incidente con su hijo menor

"Cuando por fin lo tuve en mis brazos, casi me desmayo"

La tarde de este miércoles, Umaña y su abogado aún se hallaban en las oficinas del PANI terminando de realizar un papeleo, pero ya con Nathan en los brazos de su madre.

En una breve conversación con La Nación, la cantante solo tuvo palabras de agradecimiento por todo el apoyo que ha recibido, insistió en que se arrepentirá toda su vida de lo ocurrido pero dijo que había sufrido tanto en estas 48 horas, que por ahora se concentraría en departir íntimamente con su familia inmediata.

Todo ha sido demasiado duro, nunca lo voy a olvidar, seré la mejor madre que pueda ser

"Yo me mantuve fuerte, totalmente, ni té de tilo dejé que me dieran. Yo no sé si estaba en shock o qué, ya hoy miércoles sí hubo momentos en que sentí que no me daban las fuerzas, pero todo se volvió, no sé como decirlo, ver a mi hijito, verle la carita que hizo donde me vio, el abrazo que nos dimos… no sé ni cómo describir lo que siento, sé que debo tomar las acciones que el PANI me solicita, por supuesto que haré todo al pie de la letra… pero en este momento solo tengo palabras de agradecimiento y una felicidad que no sabía que existía, no puedo parar de llorar, estoy agotada pero sobre todo muy, pero muy feliz”, manifestó Umaña con voz entrecortada.

En medio de la situación tan emotiva, Umaña insistió en agradecer también a los medios de comunicación que han intentado comunicarse con ella y que siempre la han apoyado en su carrera.

"Cuando sea el momento, conversaré con la prensa, pero no ahora, no en estos días. Lógicamente ahora todo lo que quiero es estar sola con mis hijos, dormir abrazada con ellos hoy, es posible que salgamos de San José unos días para procesar todo lo que pasó, reflexionar, disfrutarnos y seguir adelante, luchándola, como siempre lo he hecho. Todo ha sido demasiado duro, nunca lo voy a olvidar, seré la mejor madre que pueda ser pero sí, por ahora necesito descanso y el amor de ellos, tengo que seguir fuerte y saludable para trabajar y seguirlos cuidarlos con todas mis fuerzas".

El martes en la madrugada, la artista contó a La Nación que dejó al niño en el auto para hacer una diligencia judicial que no iba a durar mucho.

“Por situaciones personales en las que prefiero no ahondar, me urgía hacer una diligencia en los Tribunales de Heredia. Nathan siempre hace siesta a mediodía, pero hoy estuvo rematadamente contento y no se durmió, yo tenía que hacer un trámite, los Tribunales cerraban a las 4:30 p.m., subí a mi bebé en su silla y me fui a entregar un documento. Incluso subí su coche, previendo que no se iba a dormir, pero de camino a los Tribunales cayó totalmente rendido y yo, en un error del que no me repongo ni me repondré jamás, calculé que demoraría a lo sumo 15 minutos en dejar el documento”.

“Abrí las ventanas lo suficiente de manera que tuviera ventilación porque me dio lástima despertarlo para subirlo en el coche, además de que ha estado a punto de resfriarse y me dio temor exponerlo a un cambio de temperatura. Tomé la peor decisión, lo reconozco, lo acepto y nunca me lo voy a perdonar, porque los 15 minutos que yo calculé, iba a durar en el trámite, se fueron prolongando”.

*Colaboró la periodista Patricia Recio

*Noticia en evolución