Andrés Díaz P.. 14 julio
En Black Mirror Miley Cyrus interpreta a la cantante Ashley Oh, la cual tiene fuerte reminiscencias con Hannah Montana. Cortesía de Netflix
En Black Mirror Miley Cyrus interpreta a la cantante Ashley Oh, la cual tiene fuerte reminiscencias con Hannah Montana. Cortesía de Netflix

En una entrevista realizada por la revista Elle, Miey Cyrus dijo que sabía que había superado su papel en el Disney Channel como Hannah Montana después de perder su virginidad. La cantante y actriz de 26 años aseguró que “se sentía ridícula” por interpretar el papel de una adolescente que vivió una doble vida secreta como una famosa estrella del pop a la edad de 18 años.

“En el momento en que tuve relaciones sexuales me gustó y no pude volver volver a ponerme esa ridícula peluca. Se puso raro. Sentí como ... había crecido", enfatizó Cyrus refiriéndose a la peluca rubia que usaba la protagonista de la serie que abandonó cuando cumplió los 18 años.

Cyrus protagonizó el exitoso programa de Disney Channel Hannah Montana de 2006 a 2011. La serie incluso produjo álbumes y un largometraje. Cyrus finalmente se separó del molde de Disney, y al principio sorprendió al mundo cuando mostró su verdadera personalidad, una muy distante de la dulce e ingenua Montana.

La rubia regresó este año a la pantalla pequeña con un rol en la serie de ciencia ficción Black Mirror, la cual se puede consumir en Netflix. Interpreta a Ashley O, una estrella del pop cuya vida está siendo controlada por su representante; ella intenta liberarse de su contrato y crear la música que quiere; sin embargo una fuerte droga le impide expresarse.

“El personaje soy yo”, dijo Cyrus. “Lo torcieron como siempre, pero la industria ya está bastante oscura. Y a veces, definitivamente me siento como Ashley O", destacó la actriz.

Cyrus también habló sobre su sexualidad y su matrimonio “complejo” y “único” con el actor Liam Hemsworth (The Hunger Games). La cantante se casó con Hemsworth en una ceremonia privada en Tennessee en diciembre pasado, pero sabe que la gente todavía tiene preguntas sobre su estado civil.

"Creo que es muy confuso para la gente que estoy casada. Pero mi relación es única ", enfatizó la chica de 26 años. “Y no sé si alguna vez permitiría públicamente que la gente entrara allí porque es tan compleja, moderna y llena de novedad que no creo que las personas lo entiendan”.