Agencia AP. 10 junio
La modelo Bar Refaeli aseguraba que no debía pagar impuestos porque había pasado muchos años fuera de su país. Fotografía: Archivo
La modelo Bar Refaeli aseguraba que no debía pagar impuestos porque había pasado muchos años fuera de su país. Fotografía: Archivo

Jerusalén. AP.- La modelo israelí Bar Refaeli firmó el martes un acuerdo con las autoridades para resolver un antiguo caso de evasión fiscal en contra suya y de su familia.

Según el acuerdo, Refaeli realizará nueve meses de servicio comunitario mientras que su madre, Zipi, pasará 16 meses en prisión. Ambas tendrán que pagar una multa de 1,5 millones de dólares sobre millones de impuestos atrasados al estado.

El prolongado caso, construido alrededor de los ingresos mundiales de la modelo y los intentos de su familia por minimizar sus lazos con el país, ha mancillado un poco la imagen de Refaeli como un adorado ícono nacional.

Aun así, sigue siendo una personalidad de TV popular y una promotora comercial cuya imagen es ubicua en vallas publicitarias alrededor del país. El año pasado fungió como anfitriona del Festival de la Canción Eurovisión en Tel Aviv.

El caso giró en torno a la residencia de Refaeli la década pasada, cuando trabajó por todo el mundo en campañas de modelaje de alto perfil, fue portada de la edición de trajes de baño de la revista Sports Illustrated y mantuvo una prolongada relación amorosa con el actor Leonardo DiCaprio.

Las leyes tributarias israelíes determinan la residencia principal según el tiempo que la persona pase en el país. Refaeli alegaba que no había pasado la mayor parte del año en Israel y que por ende no tenía que declarar impuestos sobre sus ingresos internacionales en ciertos años.

Pero los fiscales rechazaron sus argumentos y la acusaron de proporcionar información tributaria incorrecta. Por ejemplo, la imputación de Refaeli decía que devengó unos 7,2 millones de dólares entre 2009 y 2012 mientras alegaba que vivía en el exterior para evitar pagar impuestos sobre la renta.

View this post on Instagram

Today a year ago. #eurovision 📸@ohadkab

A post shared by Bar Refaeli (@barrefaeli) on

En apelaciones previas, una corte israelí dictaminó que la relación de Refaeli con DiCaprio no calificaba como una “unidad familiar”, y por lo tanto no podía alegar residencia estadounidense para evitar pagar todos los impuestos que debía.

Los abogados de Refaeli dijeron que el acuerdo con la fiscalía demostraba que no había evadido intencionalmente sus pagos tributarios.

“En el periodo de tiempo relevante, Bar estaba en los principios de su veintena, trabajaba como modelo internacional y no estaba involucrada en asuntos financieros. Hoy asume la responsabilidad de los errores cometidos”, dijeron en un comunicado.

La madre de Refaeli, quien también actuaba como su agente, fue acusada de no reportar ingresos, evitar pagar impuestos y ayudar a alguien más a evadir pagos tributarios. La acusación decía que firmó arriendos para su hija bajo los nombres de otros familiares con el fin de nublar el estatus residencial de Refaeli y que se abstuvo de declarar sus propios ingresos como agente de su hija.