Fernanda Matarrita Chaves. 28 septiembre
Según revelaron fuentes cercanas a Netflix, los duques de Sussex serían seguidos durante tres meses para presentar a la audiencia cómo viven. Aún se desconoce si su hijo Archie participaría. Foto: Archivo
Según revelaron fuentes cercanas a Netflix, los duques de Sussex serían seguidos durante tres meses para presentar a la audiencia cómo viven. Aún se desconoce si su hijo Archie participaría. Foto: Archivo

Meghan Markle y el príncipe Enrique violaron uno de los acuerdos pactados al dejar a la familia real: ellos instaron a los estadounidenses a votar (cuando deberían de mantenerse neutrales en temas políticos) y ello podría traer como grave consecuencia que la realeza esté valorando despojarlos de sus títulos reales.

Los duques de Sussex participaron hace unos días en un programa especial que incluía a las 100 personas más influyentes de 2020 según la revista Time; en el espacio Meghan, nacida en Los Ángeles, dijo: “Cada cuatro años, se nos dice: ‘Esta es la más importante elección de nuestra vida’. Pero esta lo es”.

Mientras que el príncipe Enrique, quien este año no podrá votar y declaró que nunca lo ha hecho por la neutralidad política que debe mantener la realeza, declaró: “Mientras nos acercamos a noviembre, es vital que rechacemos el discurso del odio, la desinformación y los ataques en Internet”.

Enrique continuó: "Lo que consumimos, a lo que nos exponemos y con lo que nos comprometemos online tiene un efecto real en nosotros.

“Pero cuando lo malo supera a lo bueno, para muchos, ya sea que nos demos cuenta o no, erosiona nuestra capacidad para tener compasión y nuestra capacidad para ponernos en el lugar de la otra persona”,

Según el medio Sunday Times estas aseveraciones habrían molestado a miembros de la realeza, pues cuando dejaron a la familia real ellos prometieron que todo lo que hicieran defendería “los valores de su Majestad”.

“La familia real se está retorciendo pensando: ¿a dónde va esto y cumple con el trato de defender los valores de la Reina?” dijo un asistente real al medio, replica la revista Quien.

“La sensación es que es una violación del acuerdo”, continúa el Sunday Times.

Meghan Markle y el Príncipe Enrique en su llegada, el 14 de octubre, a los premios anuales WeellChild, en Londres. El 'look' de Meghan fue resaltado por la cartera de diseño costarricense. Foto: Instagram Whowhatwear
Meghan Markle y el Príncipe Enrique en su llegada, el 14 de octubre, a los premios anuales WeellChild, en Londres. El 'look' de Meghan fue resaltado por la cartera de diseño costarricense. Foto: Instagram Whowhatwear

Hace una semana el Palacio de Buckingham aseveró que “cualquier comentario hecho por el príncipe Enrique se hace a título personal”.

La fuente de Sunday Times aseguró que “la casa real estaba avergonzada por los comentarios, y que fueron vistos como una ofensa al presidente Trump”, menciona la revista Quien.

“Si Trump es reelegido y hace otra visita aquí, ¿qué se supone que diga la reina cuando su nieto y su esposa han hecho campaña en contra de él?” dijo la misma fuente.

Y es que si bien en el video ni Meghan ni el príncipe mencionaron al presidente Donald Trump, quien busca reelegirse en los próximos comicios estadounidenses, en agosto Markle había hecho un llamado al cambio.

“Creo que si participan en ese acontecimiento con nosotros es porque están movilizados y motivados para ver el cambio que todos necesitamos y merecemos”, dijo durante un encuentro de la organización, que invita a los ciudadanos a votar, When we all vote (Cuando todos votamos), que tiene como una de sus fundadoras a la ex primera dama Michelle Obama.

Tras las declaraciones de los duques, Donald Trump no ocultó su reacción y tras preguntas de periodistas sobre lo dicho por la pareja, él arremetió solamente contra Meghan.

“No soy un fan de ella”.

“Le deseo buena suerte a Enrique, porque la va a necesitar”, dijo.

Por ahora, en la casa real estarían analizando cómo distanciar más a la pareja e incluso se recalcó la idea de retirarles los títulos de alteza real (que pueden conservar pero no usar), aunque algunos miembros consideran que “no pueden hacerle eso al príncipe”.

Hasta ahora, los voceros de Buckingham declararon que no darán su postura oficial, ya que, Harry y Meghan no son miembros activos.

“Su verdadero yo” a la pantalla

Alejados un poco de la polémica, los esposos se estarían embarcando en un nuevo proyecto: ahora protagonizarían un reality show en Netflix.

Si bien trascendió que solamente estarían detrás de las cámaras como productores, The Sun informó este lunes que Meghan está interesada en que el público conozca a “su verdadera yo”.

Según el diario inglés la producción sería “de buen gusto” y ya la pareja habría firmado un contrato a cambio de $100 millones.

“Es posible que hayan tenido todas estas nobles ideas sobre la producción de epopeyas que destacan las causas ambientales y la brecha de la pobreza, pero Netflix obviamente quiere su libra de carne”, reveló la fuente, replica AP.

Sobre lo que se adelantó, la pareja sería seguida durante tres meses para presentar a la audiencia cómo viven, aún se desconoce si su hijo Archie participaría, tampoco se sabe si ellos permitirán que las cámaras tengan acceso a la intimidad de su hogar en California.