Meghan Markle fue rechazada por un famoso futbolista inglés antes de que conociera al príncipe Enrique

Una antigua amiga de la exactriz dijo que intentó armar una cita entre la ahora duquesa de Sussex y el ex seleccionado británico Ashley Cole. Sin embargo, el deportista no habría mostrado interés.

Antes de convertirse en la duquesa de Sussex y flamante esposa del príncipe Enrique, la exactriz Meghan Markle ya tenía la mirada puesta en conseguir un galán británico, según contó una de sus antiguas amigas.

La presentadora de televisión Lizzie Cundy escribió un relato en primera persona para la revista Grazia en el que narra cómo conoció a Markle, a quien describió como una actriz en busca de fama y fortuna.

Además, Cundy contó la forma en que trató de arreglarle una cita con uno de sus famosos amigos, Ashley Cole, quien como futbolista activo brilló con el Arsenal, el Chelsea y la selección inglesa.

Cundy asegura que fue en una fiesta, en Londres, cuando en el 2013 conoció por primera vez a Meghan.

“Me dijeron que una de las invitadas era una actriz, que acababa de volar desde Canadá y que aparecía en un show que se llamaba Suits. Nunca lo había escuchado mencionar, pero me dijeron que era un éxito en Estados Unidos. Me pidieron que la cuidara, porque en realidad ella no conocía a nadie más”.

La presentadora no estaba encantada con el encargo, en especial, porque todos sus amigos estaban en otra mesa. Sin embargo, aseguró que la química entre ambas fue instantánea. Meghan era muy amistosa, muy divertida y con una gran sonrisa. Ella quería tomarse un montón de selfis y era muy abierta, conversamos sobre su reciente separación y que quería trabajar en Inglaterra”, escribió Cundy.

La también modelo destacó que Markle estaba llena de energía y no paraba de hablar.

“Había algo especial en ella. Nos entendimos. De inmediato nos compartimos los números de teléfono. La veía y pensaba ‘tienes algo muy especial’. Sentía que la conocía de toda la vida. Puedo ver porqué Enrique se enamoró de ella”, agregó.

Fue en esa fiesta cuando Meghan le contó que le encantaba Londres y que le gustaría tener un novio inglés, así que Lizzie de inmediato empezó a revisar su teléfono para ver posibles candidatos.

“Pensé en Ashley Cole, pero él no estuvo interesado. Pero sí traté de emparejarla, lo cual es divertido al mirar atrás”, reveló la conductora sobre el deportista, que fue nombrado jugador del año en Inglaterra en el 2010.

Según relató Cundy, la noche siguiente hubo un evento de alfombra roja y Meghan Markle era una de las invitadas. Así que ella hizo todo lo posible por convencer a su productor de que la dejara entrevistar a su nueva amiga. Él no estaba muy anuente, ya que en el evento habían muchas otras personalidades como Victoria Beckham, Mel C y Eva Longoria.

Cundy insistió y su jefe accedió con la condición de que fuera breve.

“Yo quería que ella viera que estaba tratando de ayudarla”, afirmó la presentadora.

“Él (jefe) ahora se arrepiente de haber apurado la entrevista, en la que ella mencionó que le encantaba Londres y el Reino Unido, pero quién se hubiera imaginado que ella iba a llegar a casarse con el príncipe Enrique”, agregó.

El resto es historia. Meghan conoció a Enrique y hoy son padres de dos hijos. Cundy contó que le mandó un mensaje a Meghan cuando se enteró de que estaba saliendo con el príncipe y que la exactriz le respondió. Sin embargo, cuando se comprometieron, el teléfono dejó de funcionar y no volvió a tener contacto con ella.

“La gente me pregunta si me molesta el haber pasado de amistad al silencio, pero yo lo entiendo. Es un mundo diferente convertirse en celebridad a realeza, pues es una vida completamente diferente. Si la viera le daría un gran abrazo. Estoy feliz de que vivan contentos”, finalizó.