Manuel Herrera.   19 marzo
La periodista Maricruz Leiva este martes en conferencia de prensa junto a sus abogados Mauricio Brenes (de anteojos) y Avi Maril. Fotografía: Mayela López.

Seis meses después de haberse sometido a una cirugía estética que la mantuvo durante varias semanas entre la vida y la muerte, Maricruz Leiva ofreció este martes una conferencia de prensa donde habló de aquel amargo episodio así como de los procesos judiciales que se iniciaron contra la cirujana a cargo de los procedimientos estéticos que la presentadora de televisión se realizó a mediados de agosto del 2018.

En compañía de sus abogados Mauricio Brenes y Avi Maril y del cirujano plástico, reconstructivo y amigo suyo Federico Macaya, Leiva aseguró en reiteradas oportunidades que su intención ahora es sentar un precedente para que no hayan más personas que sufren lo que ella padeció a causa de un mal procedimiento médico-estético.

“No quiero que esto se convierta en un cacería de brujas, de verdad que no, y en el fondo de mi corazón les puedo decir que ustedes me conocen, soy cristiana, he hablado con Dios y he perdonado lo que tengo que perdonar, pero no quiero que lo que me pasó a mí le pase a nadie más, a ninguna otra mujer, porque en este momento esto es una epidemia en Costa Rica. Le está pasando a muchas mujeres que ponen esa ilusión en arreglarse algo y terminan muy muy mal”, manifestó Leiva.

La explosiva presentadora de televisión también aclaró que por ahora, sus abogados y ella no han valorado interponer una acción civil resarcitoria al proceso penal que inició de oficio el Ministerio Público en setiembre pasado, cuando realizó varios allanamientos como parte de una investigación que iniciaron por el presunto delito de lesiones culposas, en modalidad de mala praxis, en perjuicio de Leiva.

“Lo de la causa civil no lo hemos hablado y por ahora no es de mi interés. Estoy en las manos de Avi y Mauricio y haré lo que ellos me digan que haga. Mi interés ahora es que nadie más pase por lo que yo y mi familia pasamos”, enfatizó Maricruz Leiva.

La presentadora de televisión aprovechó la comparecencia con los medios para mostrar las fotografías de los daños físicos que sufrió en su abdomen y espalda producto del procedimiento estético que ella informó que se realizó en la clínica Splendor Centro Médico.

Ver más!

“Vengo a enseñar esto porque no quiero que le vuelva a pasar nada a la gente como me pasó a mí. Pasé los momentos más duros de mi vida, no les puedo ni explicar las cosas que viví a nivel mental, físico... Las cosas que atravesé. Me hicieron 10 operaciones en tres meses con anestesia total. Estuve cinco días en la Unidad de Cuidados Intensivos (del Hospital San Juan de Dios) donde vi morir gente todos los días a la par mía. Mentalmente eso es muy duro saber que probablemente me iba a morir”, agregó Maricruz Leiva.

La comunicadora, quien dejó el internamiento en el San Juan de Dios en diciembre pasado, dijo que está en franca recuperación pero que aún debe visitar dos veces a la semana la Fundación Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del San Juan de Dios para las curaciones.

Ver más!

Paralelo a ello, los abogados de Leiva indicaron este martes que la semana anterior presentaron una demanda formal ante la Fiscalía del Colegio de Médicos contra una doctora de apellido Fallas.

“Este proceso ante la Fiscalía del Colegio de Médicos tardará aproximadamente un año y también aquí habrá una investigación y una responsabilidad no penal, sino de incumplimiento de las normas del Colegio de Médicos en los procedimientos que se han hecho”, recalcó el abogado Mauricio Brenes.

Amigos y familiares de Maricruz Leiva acompañaron a la presentadora de televisión en la conferencia de prensa este martes. En la foto: Marie Clare Vílchez (hija de Leiva), Vivian Fernández, Daniel del Barco y Doris Goldgewicht. Fotografía: Mayela López.

Avi Maril, el otro abogado de Leiva, aclaró que la denuncia penal que inició de oficio la Fiscalía, en primera instancia fue contra persona ignorada; sin embargo, “hoy día tenemos una imputada y otras personas ignoradas”.

Maricruz Leiva contó que llegó a la clínica de Fallas por recomendación de una amiga suya y en busca de una cirugía en la papada, brazos y espalda. Añadió que, aunque firmó un consentimiento con la doctora Fallas, siempre fue enfática que no quería ningún procedimiento en el abdomen por prohibición médica.

Leiva dijo que los procedimientos que se realizó fueron por canje ya que la doctora Fallas se interesó en que Leiva le llevara las relaciones públicas de la clínica, a cambio de los procedimientos estéticos.

Viva intentó contactar a la cirujana Fallas, pero no contestó a ninguna de las llamadas realizadas al teléfono fijo y celular de la clínica Splendor Centro Médico.