Jessica Rojas Ch.. 29 agosto, 2017

La actriz y comediante Kathy Griffin se retractó por la disculpa que ofreció tras publicar una foto suya en la que emulaba sostener la cabeza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decapitada.

Esta fue la polémica fotografía que publicó la artista.
Esta fue la polémica fotografía que publicó la artista.

De acuerdo con la revista Variety, la artista fue entrevistada por Seven Network, de Australia y durante la conversación aseguró que ya no se arrepiente de la publicación. Griffin se vio afectada en su vida profesional tras la foto ya que perdió su trabajo como copresentadora del especial de Año Nuevo de la cadena CNN (en el cual estuvo durante 10 años).

"Hay que dejar de actuar como si mi pequeña imagen es más importante que hablar de las atrocidades que el presidente de Estados Unidos está cometiendo", dijo en la entrevista.

Además, prometió que no se quedará fuera del foco de atención y que piensa llevar todo lo sucedido al escenario.

La publicación se realizó en mayo y fue puesta en línea por el fotógrafo Tyler Shields quien tomó la imagen. Tras esto, el propio Trump escribió el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: "Kathy Griffin debería avergonzarse. Mis hijos, especialmente mi hijo de 11 años, Barron, están dolidos por eso. ¡Enferma!".

Luego del repudio del presidente, la comediante ofreció disculpas y dijo que había cruzado la línea: "Soy una humorista, he cruzado la línea. ¡He ido demasiado lejos! La imagen es muy molesta. Comprendo que he ofendido a la gente, no es divertido, lo comprendo. Pido que me perdonen, he ido demasiado lejos. He cometido un error, me equivoqué".