Fernanda Matarrita Chaves.   17 noviembre
En julio, Jennifer López cumplió 50 años. Foto: ShutterStock

Scarlett Johansson, Lupita Nyong’o, Awkwafina, Laura Dern, Renée Zellweger y Jennifer López fueron convocadas por The Hollywood Reporter para una entrevista compartida con algunas de las mujeres que se han destacado en el cine durante este 2019.

En este encuentro repleto de poder femenino, se generaron conversaciones cercanas y reveladoras. Jennifer López tomó protagonismo al hablar de un episodio de acoso sexual que vivió.

JLo, de 50 años, tocó el tema del movimiento Me Too. Mientras conversaba narró una incómoda vivencia que tuvo hace un tiempo, en la que estando fuera del set de grabación un director le pidió que mostrara sus senos.

“Quería ver mis pechos (...) y le dije no. Me defendí”, detalló. En la conversación, dijo que si bien se defendió con decisión, en el fondo sintió temor.

“Estaba tan aterrada”, dijo. Después contó que, por fortuna, en esa oportunidad “se le salió un poco del Bronx” que hay en ella.

“No tengo que mostrarte mis pechos. No. En el set los ves”, agregó.

Ver más!

En la conversación la artista reflexionó reconociendo lo valioso que no es intimidarse en ese momento, porque si “se rinden” el acosador creerá que “puede hacer lo que quiera”.

“Puse un pequeño límite ahí mismo y dije que ‘no’. Tras eso él (el director del que se desconoce su identidad) se despidió y luego se disculpó”, dijo Jennifer, quien recalcó que en el mismo recinto estaba una vestuarista y ni siquiera la presencia de otra persona detuvo al director.

Esta no es la primera oportunidad en la que la puertorriqueña habla de acoso sexual. En 2018, en entrevista con Harper’s Bazaar, la actriz y cantante se refirió al tema recalcando que siempre se deben poner límites para que el acosador sepa que no puede hacer lo que quiere.

En la entrevista con The Hollywood Reporter, López repasó sus 30 años de carrera y se refirió a proyectos futuros.

También habló del filme que recientemente llegó a la pantalla grande, Las estafadoras de Wall Street, en el que protagoniza a una stripper.

López contó que en esta película estaba aterrorizada, principalmente por la escena en la que ella aparece y realiza una sensual presentación de pole dance.

“Esta fue la primera vez en mucho tiempo que estaba realmente aterrorizada, realmente asustada, de hacer ese número de apertura que, por supuesto, sugerí. (Risas.) Fue mi culpa que yo estuviera allí para empezar. No estaba escrito en el guion. Y pensé, no, ella es la gran generadora de dinero en el club, tiene que mostrar por qué. No podemos decirlo, tenemos que hacerlo. Tengo que bailar en el tubo, tengo que mostrarles, tengo que ir allí”, dijo a sus contertulias.