Por: Jessica Rojas Ch..   6 septiembre
Louis C.K. también es recordado por protagonizar la serie 'Louie'. Foto: Archivo/AP

Luego de ser acusado públicamente por cinco mujeres por acoso sexual y haber reconocido conductas impropias, el comediante Lous C.K. parece con ánimos de recuperar su carrera y volvió fugazmente a los escenarios la semana pasada.

Así lo confirmaron varios medios de prensa internacionales, incluyendo al periódico The New York Times, medio que, justamente, fue el encargado de revelar en noviembre del 2017 los nombres y apellidos de las acusantes contra el cómico.

La presentación sorpresa del comediante, también conocido por protagonizar la serie Louie, se efectuó el 26 de agosto en el popular local Comedy Cellar, de la ciudad de Nueva York. De acuerdo con el periódico, la presentación duró al rededor de 15 minutos y en su rutina realizó bromas sobre temas como el racismo, los desfiles públicos y hasta las camareras. El público, ante la inesperada presencia de Louis C.K., se mostró emocionado y además lo recibió de manera calurosa, según declaraciones de personas que estuvieron presentes y que replica el diario.

En medio de críticas, porque han pasado apenas 10 meses desde que el cómico pidió disculpas públicas a las afectadas, los medios de comunicación internacionales se preguntan si es correcto que haya regresado a escena.

Fue en noviembre del año pasado cuando el cómico aceptó las acusaciones que hicieron en su contra cinco mujeres y, mediante un comunicado oficial, expresó su remordimiento.

“Estas historias son verdaderas. En ese momento me dije a mí mismo que lo que hice estuvo bien porque nunca le mostré a una mujer mi pene sin preguntar primero, lo cual también es cierto. Pero lo que aprendí más tarde en la vida, demasiado tarde, es que cuando tienes poder sobre otra persona, pedirle que mire tu pene no es una pregunta. Es una situación difícil para ellas. El poder que tenía sobre estas mujeres es que me admiraban. Y ejercía ese poder de manera irresponsable”, escribió el artista en el comunicado.

El escándalo le costó a C.K. su carrera, tras la cancelación de los millonarios contratos de producción que tenía con firmas como Netflix, HBO y FX, así como su desaparición de las carteleras de cine.