Fernanda Matarrita Chaves. 16 abril

Trepidante. Así es cada una de las carreras del Costa Rican Touring Car Championship (CTCC)... las emociones se desbordan y la adrenalina avanza tan rápido como los carros en los que cada piloto corre a casi 200 kilómetros por hora.

Mimetizados entre la adrenalina, la emoción y la velocidad, están el apoyo y el amor. La mayoría de los pilotos cuentan con el respaldo y las porras de sus parejas. Según cuatro de ellos, quienes están casados, comprometidos o en una relación de noviazgo, la presencia de ellas en el Circuito Grupo Sur de Parque Viva, donde se realiza el CTCC, es elemental.

El piloto Danny Formal y su novia Laura Ortega se comprometieron en noviembre. Fotos: Mayela López
El piloto Danny Formal y su novia Laura Ortega se comprometieron en noviembre. Fotos: Mayela López

Esposas, prometidas y novias no faltan a ninguna fecha, ellas llegan identificadas con la camisa de la escudería de su pareja. Sus pensamientos positivos para que su amado llegue de primero y sano y salvo a la meta alientan a los pilotos.

El 28 de abril se realiza la tercera fecha del CTCC en Parque Viva, en la Guácima de Alajuela y Laura Ortega, Maricruz Camacho, Laura Reyes y Melania Fernández, estarán apoyando a sus compañeros, Danny Formal, Emilio Milo Valverde, Bernal Valverde y Ernesto Teto Rodríguez, respectivamente.

En esta publicación le presentamos la historia de las parejas que experimentan la mezcla de la adrenalina y el amor.

Laura Ortega y Danny Formal

Desde que ella está conmigo no hemos bajado ninguna carrera del podio”, dice el actual campeón del CTCC, Danny Formal al hablar de lo importante que es tener a su prometida, Laura Ortega, brindándole su apoyo.

Hemos estado juntos un año y el apoyo en mi vida ha sido impresionante... no hemos bajado del podio y ojalá siga siendo así. La experiencia con la CTCC ha sido excelente, la amo y es mi trabajo con eso gano la plata para vivir. Espero que La Nación y Parque Viva sigan teniendo CTCC en el año 2019”, aseguró el piloto, quien compite para la escudería Hyundai Claro.

Desde que Laura es pareja de Danny
Desde que Laura es pareja de Danny "él no ha bajado del podio", según contó. Fotos: Mayela López

Acerca de si considera que la modelo e influenciadora en redes sociales, Laura Ortega tiene que ver con su éxito, él aseguró que “soy ese tipo de persona que cree mucho en la suerte y siento que cuando todo está bien, las cosas salen bien. Desde que ella (Laura) entró en mi vida todo ha estado bien y estoy agradecido de tenerla junto a mí”.

Laura y Danny se conocieron desde hace ocho años. Sin embargo, fue hasta el 2017 cuando iniciaron su relación; en noviembre se comprometieron.

Danny y yo nos conocimos en el 2010, por medio de unas primas de el que en ese entonces eran mis compañeras de colegio. Me llena de felicidad ver a Danny cumpliendo sus sueños, por eso para mí es primordial estar a su lado en cada carrera. Cada vez que corre experimento miles de sentimientos a la misma vez, pero sobre todo orgullo cada vez que lo veo pasar”, dijo Ortega.

En redes sociales, generalmente en Instagram, la pareja comparte los momentos en los que cada uno apoya al otro. En fotos y videos Laura y Danny expresan “el gran amor que se tienen”, manifestación que es muy apoyada por los seguidores de ambos.

Ernesto
Ernesto "Teto" Rodríguez y su esposa Melania Fernández tienen 27 años de conocerse. Desde siempre las pistas de carreras han sido su punto de encuentro más recurrente. Fotos: Mayela López
Melania y Ernesto

A los 18 años, cuando Melania Fernández conoció a su hoy esposo, Ernesto Teto Rodríguez, lo más extremo que había hecho era montar a caballo. Han pasado 27 años desde aquella vez. Ella sigue evitando lo muy extremo, mas apoya y respeta el amor de su marido hacia la velocidad.

Así lo conocí. Me gusta saber como él disfruta de algo tan sano. Lo más importante de esto es Teto es un papá y esposo presente (...) Yo soy supermiedosa para la velocidad. Nunca he corrido. Solamente una vez me montó en un carro y me dijo que me agarrara duro pero no tan duro y en la primera curva mete ese frenazo y yo terminé con el cachete en el parabrisas y no podía hacerme para atrás porque la velocidad no lo permitía, yo solo veía donde daba las vueltas y sentía como si el zacate estuviera pegado en la ventana”, contó Fernández.

El piloto, Ernesto Teto Rodríguez, agregó: “Esa vez ella iba de cuclillas a la par, como el carro no tiene nada más que el asiento del chófer, ella se hincó y agarró los tubos de protección. Íbamos a 185 kilómetros por hora”.

Cuando pasean en cuadraciclo o Jet Ski, el piloto, quien pertenece a la escudería Ford Racing, no conduce tan rápido porque sabe que a Melania no le gusta la velocidad.

Para el piloto contar con el apoyo de su compañera de vida es de vital importancia.

Melania no disfruta para nada la velocidad, sin embargo, disfruta ver a su esposo correr. Fotos: Mayela López
Melania no disfruta para nada la velocidad, sin embargo, disfruta ver a su esposo correr. Fotos: Mayela López

Ella no solo ha estado en esta competencia (CTCC) sino a lo largo de muchos años, carrera tras carrera. Ella me conoció cuando yo corría. Cuando empezamos ella tenía 18 años y yo 24, le dije que las carreras iban de una de mis manos y ella tomada de la otra, que no se podían cruzar, porque eso era mi pasión y que difícilmente lo iba a dejar. Es importante contar con la esposa y los hijos; ellos son parte de la satisfacción no solo de ir a correr y dar vueltas sino de sentir que en las carreras se cuenta con los seres más queridos”, contó quien corre desde los siete años y quien retribuye el apoyo de su familia respaldándoles en lo que emprendan.

Melania y Ernesto son padres de dos hijos: Guillermo (17) y Paola (14). Ninguno corre, pero sí apoyan a su papá en cada carrera.

Desde antes de que se casaran, la relación se adecuó a la vida de las carreras. Incluso para casarse e irse de luna de miel fijaban las fechas para que no chocaran con las carreras de Ernesto, contó Melania como anécdota.

Cuando nos íbamos a casar, planear la fecha de la boda dependía de los rallys, había que buscar un espacio entre uno y otro. Dos semanas antes de la boda cambiaron la fecha del rally y él me dijo que en lugar de hacer la luna de miel de dos semanas la hiciéramos de tres, pero que teníamos que irnos una semana después de la boda cuando terminara el rally. Tuvimos que correr la luna de miel. Uno aprende a acomodarse y es algo sano que le gusta, lo motiva y lo mantiene joven”, contó Melania, quien es educadora.

Melania contó que “le encanta ver a su esposo correr”.

Soy muy positiva, si alguna vez veo que el carro de él no pasa, no pienso que algo le pasó, sino que algo se descompuso”.

Maricruz Camacho dice estar acostumbrada a que su esposo, Emilio
Maricruz Camacho dice estar acostumbrada a que su esposo, Emilio "Milo" Valverde gane cada carrera. Fotos: Mayela López
Maricruz y Emilio

Maricruz Camacho apoya a su esposo, Emilio Milo Valverde, porque sabe que para él las carreras no son un ‘hobby’, sino su profesión, la cual le ha demostrado que en la velocidad se encuentra el éxito, porque desde hace 17 años, cuando se conocieron, él “la acostumbró a verle ganar”.

Para mí Milo es el mejor piloto. Él me tiene mal acostumbrada a siempre ganar y ser el mejor”, contó Camacho, quien es directora administrativa en un centro educativo.

Según cuenta el piloto del CTCC, el respaldo de su pareja ha sido esencial.

El apoyo de mi esposa es increíble, estamos juntos desde hace 17 años (casados desde hace 12) y me conoció corriendo rallies. Desde ahí siempre me ha apoyado muchísimo, tanto que se ha vuelto exigente y siempre quiere que gane, se enoja cuando no gano. El apoyo ahora que tenemos hijos es diferente, porque ahora son tres en la casa exigiendo (risas)”, contó Valverde, quien corre con la escudería Toyota Racing.

En la foto el piloto Emilio
En la foto el piloto Emilio "Milo" Valverde con su esposa, Maricruz Camacho, y sus hijos Constanza y Matías. Fotos: Mayela López

Milo y Maricruz son padres de dos niños: Matías y Constanza.

Camacho, quien se declara una fanática exigente, contó que ella y su esposo siempre han congeniado. Desde entonces el respeto ha reinado en su relación. El apoyo de ella a la pasión de él por lo motores y de él en todas las metas que ella se ha propuesto, hacen que la relación avance “con la mejor velocidad”.

Valverde corre desde hace 21 años y este 2018 se incorporó al CTCC.

El CTCC es algo diferente al automovilismo que he estado acostrumbrado, este 2018 ha sido un cambio bastante grande, no solo por haberme unido a la Escudería Toyota si no porque es un automovilismo bastante diferente, pero la verdad estoy muy contento, competir en el CTCC con la Escudería Toyota me llena de orgullo”.

La modelo Laura Reyes y su novio, el piloto Bernal Valverde. Fotos: Mayela López
La modelo Laura Reyes y su novio, el piloto Bernal Valverde. Fotos: Mayela López
Laura y Bernal

Laura Reyes incursiona en el mundo del modelaje y su novio, Bernal Valverde, es piloto profesional. Son novios hace más de un año y juntos han aprendido a apoyar al otro en lo que tanto les apasiona.

La joven pareja se conoció gracias a la prima de Bernal, ella es la mejor amiga de Laura, quien desde siempre había escuchado de las carreras, pero no tenía idea de lo que se sentiría asistir a ver a su novio correr a casi 200 kilómetros por hora.

Al inicio era muy complicado porque obviamente en la carrera van demasiado rápido y en cualquier momento se pueden entrompar, salir de la pista. Durante la carrera brinco y me pongo nerviosa, aunque sé que Bernal es muy profesional y las tácticas que tiene son bien pensadas, si lo hace es por alguna razón”, contó Laura, quien es estudia Relaciones Internacionales y Ciencias políticas.

Para Valverde, quien pertenece a la escudería MG-Hankook, el apoyo de su novia es indispensable.

Es muy valioso que ella comparta el gusto por las carreras. Que le gusten y me apoye es muy importante”, explicó.

Reyes agregó que para ella es importante no solo estar respaldándolo el día de la carrera, sino desde los días previos.

Bernal y Laura han encontrado el tiempo para apoyarse en sus pasiones: las carreras y el modelaje, respectivamente. Fotos: Mayela López
Bernal y Laura han encontrado el tiempo para apoyarse en sus pasiones: las carreras y el modelaje, respectivamente. Fotos: Mayela López

Siento que si uno está bien emocionalmente las cosas salen más fácil. Siempre lo apoyo incondicionalmente en el CTCC”, contó.

Laura hace todo lo posible para estar en el Circuito Grupo Sur antes de que inicie la carrera. Su intención es que él sepa que ella está ahí brindándole todo su apoyo.

El año pasado voló de la pista y fue un gran susto”, recordó.

Para verse, la pareja recorre distancias algo largas, eso sí, sin la velocidad extrema de las competencias; esto porque ella vive en Ciudad Colón y él en Curridabat. “Ya cumplimos un año y él dijo que una de las cosas que mejor lo hacía sentir era que como nos llevábamos también eso permitía que la relación nos hiciera sentir superseguros... sin obstáculos por la edad (ella tiene 18 años y él 27) y la distancia (de sus casas)”, contó Laura.

Entre motores, pistas y mucha adrenalina, Bernal Valverde responde al respaldo de su novia apoyándola cuando participa en desfiles o castings.

A veces hasta pide permisos en el trabajo”, contó Reyes.

El 28 de abril se realiza la tercera fecha del CTCC en Parque Viva, en la Guácima de Alajuela. Fotografia: John Durán
El 28 de abril se realiza la tercera fecha del CTCC en Parque Viva, en la Guácima de Alajuela. Fotografia: John Durán
CTCC para todos

Usted también puede asistir a esta emocionante competencia de motores el 28 de abril en Parque Viva, en la Guácima de Alajuela. Las entradas pueden ser adquiridas en preventa y tendrán un costo desde ¢3.000 hasta ¢5.000, mientras que el día de carrera los precios irán desde ¢4.000 y hasta ¢7.000.

El CTCC también pone a disposición de los fiebres de los motores el parqueo numerado, ubicado de forma estratégica en la zona general del Circuito Grupo Sur, cuyo costo es de ¢12,000 y le ofrece al propietario un espacio de seis metros de frente por tres de fondo, en donde podrá ubicar un toldo, parrilla, entre otros artículos. Este precio incluye la entrada del conductor y el costo del parqueo. Tanto las entradas como el parqueo numerado se puede adquirir en la páginawww.boleteria.cr

En esta tercera fecha, además de la competencia de tres heats de 20 vueltas de los autos del CTCC, la organización también incluyó dentro de su programa deportivo la participación de los Interclubes, quienes correrán dos heats de seis vueltas. En el caso de la Yaris Cup, esta realizará dos heats de 15 vueltas cada uno, mientras que en el Campeonato de Superbikes LS2 será de dos heats, uno en la categoría de 600cc y otro en la de 1000cc. La carrera es en horario mixto, iniciando a las 12 m. y terminando cerca de las 8 p. m.

Créditos: Maquillaje y peinado para Laura Reyes: Kris Rodríguez