Conozca a Bárbara Echandi, la hija de Viviana Muñoz que sigue los pasos de su mamá en el modelaje y en la cocina

Hace varios años tenía una sección en el programa de su madre. Hoy, a sus 22 años, está a punto de graduarse como terapeuta de lenguaje y tiene los ojos puestos en Miss Costa Rica.

Cuando Bárbara Echandi estaba pequeña era normal que se pusiera los zapatos de su mamá, Viviana Muñoz, presentadora del programa Viviana en tu cocina, y Miss Costa Rica 1991. Ella solo quería jugar a ser modelo.

Hoy, con 22 años, Bárbara está inmersa en el entorno en el que creció, pero esta vez por cuenta propia. Durante años fue usual encontrar a Viviana acompañada de sus hijas Daniela y Bárbara en distintos eventos y actividades.

Muchos tenían que ver con las hijas de Viviana, quienes alguna vez se subieron en pasarelas junto a ella. También, llamaba la atención cómo su hija menor también participaba en el programa de cocina en el que muchos la empezaron a reconocer como la minichef.

Esa chiquilla ya creció y ahora es más común verla modelando, y también creando contenido para marcas en las redes sociales. Dice que su mamá ha sido un gran apoyo y en parte una influencia.

“Desde pequeñita he ido a eventos. Mi mamá nos llevaba a muchas pasarelas. Más grande he incursionado en esto. Mi objetivo es ser Miss Costa Rica. Ahorita voy poco a poco. Me gusta el modelaje más comercial. Voy preparándome con ayuda de mami y de otras personas.

”En las redes (tiene casi 11.000 seguidores en Instagram) me gusta que las personas me vean cercana, como parte de ellos. Todo lo que les muestro son productos que me gustan y en los que confío. Quiero influir de manera positiva y no solo crear contenido con publicidad”, contó Bárbara.

Agradecida por los consejos de su mamá, que siempre le dicen que sea ella misma y mantenga la humildad, Bárbara ha trabajado para, poco a poco, “hacer su propio nombre”.

“Es un orgullo que me reconozcan como hija de Viviana, pero uno va creciendo independiente. Haciéndose su imagen. Uno va poquito a poquito. Lo que he hecho a la gente le ha gustado”, dice.

Bárbara añade que también cuenta con el respaldo de su abuela, Flora Sobrado de Echandi, la respetada Tía Florita. Confiesa que ella le dice “que le encanta lo que hace” y que siempre le pide que le muestre las fotos que sube a las redes sociales. De ella, y de su abuela materna Anabelle Fernández, heredó la buena cocina y por eso tiene su propio emprendimiento de venta de queque de chocolate.

Dentro de los planes de esta chica está incursionar en un par de concursos antes del Miss Costa Rica, y más adelante buscar alguna oportunidad en la televisión. Si bien tiene experiencia en cocina, y lo demuestra con las recetas que prepara en redes sociales, dice que en la pequeña pantalla se vería como presentadora de otros espacios.

Más allá del medio y de los reflectores, esta muchacha tiene otro sueño, que dice, es el más grande hasta ahora y es poder ejercer su carrera como terapeuta de lenguaje.

“Estoy próxima a graduarme. Me encanta trabajar con niños y quiero especializarme en estimulación temprana. Mi más grande sueño es tener mi consultorio y mis pacientes”, contó Bárbara.

Viviana Muñoz comentó que está muy contenta por la decisión de su hija de ir por un camino “que siempre le ha gustado”.

“Se está preparando día a día, haciendo lo mejor y con gran disciplina. Aunque su prioridad es, por ahora, su profesión y eso me parece perfecto.

”Quizá yo no haya influido directamente, porque siempre he respetado sus gustos. Lo que sucede es que a Bárbara desde chiquitita le gustaba modelar, maquillarse y jugar con mis tacones. No voy a influir, eso sí siempre me tendrá como su apoyo y consejera”, cuenta la mamá.