Por: Lucía Vásquez.   5 junio
Anuncio llega tras el fortalecimiento del movimiento MeToo, que denuncia acoso y abuso sexual. En la foto la actual Miss Universo, Demi-Leigh Nel-Peters, de Sudáfrica. Foto: AFP.

El concurso de Miss Estados Unidos dejará de realizar la tradicional competencia en trajes de baño, asegurando que ya no juzgará a sus concursantes por su apariencia.

Según Chicago Tribune, este concurso dio inicio hace casi 100 años como una competencia de belleza para atraer turistas.

En las últimas décadas, sin embargo, grupos de mujeres y organizaciones se han quejado por hacer desfilar a las concursantes por el escenario con poca ropa, reforzando estereotipos sexistas de belleza.

El anuncio se dio este martes, después de que una reorganización del concurso de Miss Estados Unidos, que dio como resultado que los tres puestos de liderazgo principales quedaran en manos de mujeres.

“No vamos a juzgarlas por su apariencia porque estamos interesados ​​en lo que las hace ser ellas mismas”, aseguró Gretchen Carlson, ex-Miss Estados Unidos y ahora directora de la junta de fideicomisarios de la organización en el programa Good Morning America.

Carlson, quien demandó por acoso sexual al presidente de Fox News, Roger Ailes, dijo que la junta había estado escuchando a posibles concursantes diciendo que no querían usar solo tacones altos y trajes de baño.

“¿Adivina qué?”, agregó. “Ya no tienes que hacerlo”.

En lugar de la competencia en trajes de baño, ahora las concursantes participarán en una sesión interactiva con los jueces, “donde destacará sus logros y metas en la vida y cómo utilizará sus talentos, pasión y ambición para realizar el trabajo de Miss Estados Unidos”, informó la organización en un comunicado.

“Lo odiaba. Siempre me sentí incómoda y torpe”, dijo Leanza Cornett, Miss Estados Unidos, 1993, según Chicago Tribune. Ella fue una de las que apoyó el cambio en el concurso. “En el clima de #MeToo, creo que es una decisión muy sabia. Estamos viviendo en una era diferente ahora, y cuando avancemos para el empoderamiento de las mujeres, nos tomarán mucho más en serio, y yo creo que es enorme”.