Alexánder Sánchez. 11 enero
Paty Navidad y Eduardo Verástegui son excepciones en la industria del entretenimiento, pues la mayoría de artistas se decantan por tener una postura anti-Trump, al menos en las redes sociales. Fotomontaje
Paty Navidad y Eduardo Verástegui son excepciones en la industria del entretenimiento, pues la mayoría de artistas se decantan por tener una postura anti-Trump, al menos en las redes sociales. Fotomontaje

“Ya solo falta Eduardo Verástegui”, publicó en Twitter la actriz mexicana Sandra Echeverría, celebrando que la red social le haya cancelado la cuenta a Donald Trump y suspendido la de su colega Paty Navidad.

En ese sentido, el diario El Universal se preguntó en uno de sus más recientes titulares “¿Cuándo le cierran la cuenta a Verástegui?”.

Tanto Navidad como Verástegui han apoyado abiertamente a Trump en los últimos años. En el caso de Navidad, sus publicaciones más recientes fueron criticadas no solo por promocionar al presidente norteamericano, sino también por negar la pandemia por la covid-19.

Por otro lado, Verástegui es un conocido promotor provida y reconocido seguidor de Trump. De hecho, actualmente, su foto de perfil en Twitter es el rostro del mandatario y sus tuits son críticos contra el cierre de la cuenta del presidente estadounidense en la red social.

“No pueden, ni podrán contra el defensor de los no nacidos y la libertad religiosa. El Presidente Trump en 4 años no participó en una sola guerra. Seguirá luchando por la defensa de la vida y la libertad religiosa. La mentira tarde o temprano sale a la luz”, publicó Verástegui.

Aunque en un tuit Verástegui deploró la violencia con que una horda de simpatizantes de Trump asaltó el Capitolio, el pasado 6 de enero, el actor no se ha librado de las críticas por apoyar al mandatario, acusado por sus detractores de promover el histórico incidente.

La misma Echeverría llamó a Verástegui “ridículo” por poner la foto de Trump como perfil de su cuenta.

“Qué oso de wey. Ya no sabe ni cómo llamar la atención”, expresó Echeverría con la venia de sus seguidores, quienes también desean que Twitter actúe contra el actor.

Hasta el momento, la cuenta de Verástegui no ha sufrido ningún bloqueo por parte de Twitter; sin embargo Paty Navidad sigue inactiva y se desconoce si la medida será permanente.

Lo que sí es un hecho, es que ayer domingo Navidad volvió a Twitter desde otra cuenta @patynavidadnew, pero en menos de 24 horas la red social volvió a darle de baja.

“Les tengo una noticia para aquellos que me quieren y me odian. ¿Qué creen?, ya tengo nueva cuenta en Twitter, que tanto me extraña”, publicó Navidad, aunque su alegría le duró poco.

Firme en sus convicciones.

Pero a Verástegui parece ni importarle el acoso de sus colegas, ni de nadie. Por el contrario, el actor y activista continúa firme en sus creencias, que inclusive lo han traído a Costa Rica en varias ocasiones.

En el 2008, Verástegui estuvo en Costa Rica para promocionar su película Bella, que estuvo en la cartelera tica y cuyo tema central era el aborto. En el 2016 volvió a suelo tico para promocionar el filme El gran pequeño (Little Boy, 2015), que promocionaba el gran poder de la fe.

En ambas ocasiones Verástegui dijo que desde hace varios años había decidido mantenerse en castidad, al menos hasta casarse con la mujer de su vida.

“Es posible la castidad, pero eso sí, todo requiere sacrificio. Hacer una película requiere sacrificio. Ganar una medalla olímpica requiere entrenamiento y mucha disciplina para poder alcanzar la gloria y colgarse la medalla. Igual pasa con la castidad”, aseguró el actor en el 2008 a La Nación.

En el 2016 el actor mexicano Eduardo Verástegui vino a Costa Rica para promocionar la película 'El gran pequeño'. Foto: Jeannine Cordero
En el 2016 el actor mexicano Eduardo Verástegui vino a Costa Rica para promocionar la película 'El gran pequeño'. Foto: Jeannine Cordero

“La castidad es un regalo de Dios. Es para visionarios, es para quien ve una fotografía del futuro que le genera pasión en el presente. Esa fotografía es la de mi esposa en mi noche de bodas. Eso sí, todavía no existe, todavía no la veo”, agregó.

Con respecto a su apoyo incondicional a Trump, con el que se ha fotografiado en al menos una ocasión y visitado la Casa Blanca, Verástegui no cesa de defenderlo.

“¿Ya se perdió la libertad de expresión?”, cuestionó Eduardo el día que suspendieron la cuenta de Twitter de Trump, sin dejar de manifestar sus posiciones en contra del aborto.

“Familia, que no se nos olvide que Dios no se muda, ni tampoco lo que estamos defendiendo se muda. Seguiremos defendiendo los valores antropológicos y los valores trascendentales que venimos defendiendo, y lo haremos hasta la muerte. #fe #vida #familia y #libertad”, manifestó Verástegui, quien actualmente tiene 46 años.