Según informaciones, la joven sería desconectada en las próximas horas

 5 febrero, 2015

Los médicos que atienden a Bobbi Kristina Brown, hija de la fallecida Whitney Houston, no pueden hacer nada más por la joven y han pedido a familiares que se despidan de ella. El sitio Radar Online señala que la joven presenta muerte cerebral.

De acuerdo con información de People, durante todo el día de ayer miércoles, varios familiares han acudido a despedirse de la joven de 21 años, mientras que su padre, el cantante Bobby Brown, "no ha parado de llorar desde ayer". Según TMZ, ahora la decisión de retirar el soporte vital a Bobbi está en manos de Brown, quien aún tiene esperanzas de que su hija mejore, pues alguien en su familia salió de coma después de ocho días. Bobbi Kristina fue encontrada inconsciente en una bañera el pasado sábado.

Foto de archivo de Whitney Houston y su hija Bobbi Kristina Brown
Foto de archivo de Whitney Houston y su hija Bobbi Kristina Brown

Fue internada en un hospital, en donde se le indujo al coma. El martes fue trasladada a otro hospital, que cuenta con un departamento de neurología de clase mundial, pero ahí los doctores determinaron que no había más que hacer por la joven.

En un principio, la policía no encontró drogas en la casa de Bobbi, pero en una segunda revisión sí se hallaron, por lo que podrían estar vinculadas con el incidente. Whitney Houston, madre de Bobbi, fue encontrada inconsciente en una bañera de un hotel, el 11 de febrero de 2012.

Minutos después se le declaró muerta. De acuerdo con la fuente, Bobbi Kristina se encontraba "muy triste" porque estaban por cumplirse tres años de la muerte de su madre, e incluso le dedicó un mensaje en Twitter.