Kimberly Herrera. 18 enero
Durante el 2020, Ben Affleck se concentró en superar sus problemas con el alcohol y la depresión. Foto: Archivo.
Durante el 2020, Ben Affleck se concentró en superar sus problemas con el alcohol y la depresión. Foto: Archivo.

Tras poco más de un año de estar gritando su amor por todo el mundo, el actor Ben Affleck y la actriz Ana de Armas finalizaron su relación, afirman medios internacionales.

Al parecer la ruptura de dio de la forma más amistosa posible y no se debió a problemas entre ambos, sino a la etapa en la que se encuentra cada uno de los artistas.

Por un lado, el ganador del Óscar, de 48 años, se concentra en pasar tiempo con sus hijos Violet, de 14 años; Seraphina, de 11 años; y Samuel, de 8 años. Mientras que la actriz está enfocada en abrirse camino en Hollywood.

“Ella rompió. Su relación era complicada: Ana no quiere estar basada en Los Ángeles y Ben obviamente tiene que hacerlo ya que sus hijos viven en Los Ángeles”, dijo una fuente a People.

La pareja, quien ya vivía bajo el mismo techo, habría tomado la decisión previo a que Ana, de 32 años, hiciera maletas y se fuera a pasar unos días Cuba con su familia.

“Todavía hay mucho amor entre los dos. La separación es lo más amistosa posible. Ana es genial, pero también creo que hay algo que decir sobre el hecho de que Ben tiene una familia y realmente quiere estar allí para sus hijos y Ana está en un lugar diferente en su vida. Es triste, pero para Ben, sus hijos están por encima de todo”, detalló una fuente a Page Six, revista de The New York Post.

Los actores pasaron la cuarentena juntos y medios internacionales reportan la buena relación que Ana de Armas tenía con los hijos de Ben Affleck. Foto: Instagram.
Los actores pasaron la cuarentena juntos y medios internacionales reportan la buena relación que Ana de Armas tenía con los hijos de Ben Affleck. Foto: Instagram.

Los actores se conocieron durante el rodaje de Deep Water y en marzo del año anterior estuvieron vacacionando en Costa Rica, según confirmó la Dirección General de Migración y Extranjería en ese momento.

La pareja disfrutó en ese momento de las playas guanacastecas y fue en ese momento cuando se comenzó a especular sobre su relación.

Apoyo

Ana de Armas se convirtió en una pieza clave para que Ben Affleck superara su alcoholismo y depresión, enfermedades que lo acompañaban desde que se divorció de la también actriz Jennifer Garner.

Affleck había entrado a rehabilitación en reiteradas oportunidades, pues aseguraba que separarse de Garner había sido el peor error de toda su vida. Ambos estuvieron casados durante 13 años.

Desde que comenzaron las crisis matrimoniales, en el 2015, el actor estuvo sumido en una lucha diaria contra el alcoholismo pues quería “beberse su dolor”.

Hace un año la pareja estuvo disfrutando de las playas de Costa Rica. Foto: Twitter
Hace un año la pareja estuvo disfrutando de las playas de Costa Rica. Foto: Twitter

“Empecé a beber más y más, y por supuesto, mi consumo de alcohol creó aún más problemas matrimoniales y terminó de destruirnos”, detalló hace un año a The New York Times.

Sin embargo, con la joven actriz cubana decidió finalmente escribir un nuevo capítulo.

“Desde que Ana está en la vida de Ben, estar sobrio se ha vuelto más fácil de manejar. Ella entró en su vida y le ha dado todo lo que quiere y necesita en una pareja. Está muy satisfecho con Ana y no busca un método de afrontamiento. Ella tiene una personalidad vivaz y es una actriz muy talentosa”, aseguró una fuente meses atrás a E! Entertainment.

El estilo de vida saludable de Ana hizo que Ben se interesara por comer mejor y buscara hábitos que le ayudaron a recuperarse.