Manuel Herrera, Agencia AFP.   30 agosto
Gerard Depardieu durante la edición 68 del Festival de Cannes. Fotografía: AFP.

París. La fiscalía de París abrió una investigación preliminar contra la leyenda francesa del cine Gérard Depardieu por “violación y agresión sexual” después de una denuncia presentada el lunes en el sur de Francia, informó este jueves una fuente judicial.

“(Gérard Depardieu) niega absolutamente toda agresión, toda violación", dijo el abogado del artista, Hervé Temime.

“Lamento el carácter público de este procedimiento que causa un grave perjuicio a Gérard Depardieu, del que estoy convencido se reconocerá la inocencia”, añadió Temime, quien llamó a la “máxima moderación, en el respeto de los derechos de todas las partes”.

La denuncia contra el actor de 69 años fue presentada el lunes en el sur de Francia. La fiscalía de Aix-en-Provence abrió una investigación que pasó el miércoles a manos de la fiscalía de París, señaló la fuente judicial.

Según información recopilada por El País de España, la denuncia fue presentada por una joven actriz cuyo nombre aún no trasciende.

Los hechos se remontan al 7 y 13 de agosto anterior y se habrían llevado a cabo en una de las residencias parisinas del actor “en el marco de una colaboración profesional”.

Gérard Depardieu ha trabajado al mando de grandes del cine como Alain Resnais, François Truffaut, Claude Sautet, Bernard Blier, Michel Audiard, André Téchiné, Bernardo Bertolucci, Andrzej Wajda, Peter Weir, entre muchos otros.

Fue con Jean-Paul Rappeneau con quien el actor alcanzó la cima de su arte en el Cyrano de Bergerac. La representación del clásico de Rostand le valió un premio César, una candidatura al Óscar y el culto de millones de espectadores.

En el 2014, el actor reconoció que bebía entre 12 y 14 botellas de vino al día. “Es triste, muy triste. Es una gran tristeza darse cuenta de que eres adicto a algo", refirió en aquel momento.

Dos años antes de haber hablado sobre su adicción al alcohol, el actor había renunciado a la nacionalidad francesa, acusó al Gobierno socialista de considerar que “el éxito, la creación, el talento, y en realidad la diferencia, tienen que sancionarse”. “Soy un verdadero europeo, un ciudadano del mundo como me lo inculcó siempre mi padre”, afirmó. En enero del 2015, Vladimir Putin, le concedió el pasaporte ruso.