Robert E. Lee.   29 octubre
Ver más!

La situación era discriminatoria por donde se mirara: la modelo negra de talla grande, Nyome Nicholas-Williams, no podía creer que luego de subir una fotografía suya a Instagram, en la que se veía sentada en un banco tapándose los pechos con sus manos, fuera censurada. Incluso, minutos después recibió un correo de parte de Instagram en el que le advertía que si volvía a subir ese tipo de contenido, su cuenta podría ser clausurada.

En Instagram hay miles de fotografías de mujeres semidesnudas en poses muy similares a las de Nyome, pero no son detectadas como “contenido inapropiado” por el sistema de inteligencia artificial de Instagram. Entonces, ¿por qué fue censurada la fotografía de Nyome y no la de otras modelos?

Esta fue la fotografía que posteó la modelo británica Nyome Nicholas-Williams, y que minutos después Instagram decidió borrar por ser "contenido inapropiado". Foto: Instagram de Nyome Nicholas-Williams

La respuesta es sorprendente: por ser una modelo negra de talla grande. Según han reportado diferentes medios de comunicación, el problema está en cómo la inteligencia artificial de Instagram encuentra estas “imágenes inapropiadas”: utiliza algoritmos que están diseñador para detectar mucha cantidad de piel antes de eliminar una foto.

La modelo británica decidió levantar la voz y denunciar que ella, y muchas otras mujeres de color y con cuerpos curvilíneos, sufren censura y discriminación por parte de esta red social cuando postean fotos semidesnudas.

Ella dejó su punto muy claro cuando fue entrevistada por The Guardian: “Todos los días se pueden encontrar en Instagram millones de fotos de mujeres blancas muy desnudas y muy delgadas. ¿Pero una mujer negra gorda que celebra su cuerpo está prohibida? Sentí como si me estuvieran silenciando”.

Ver más!

Su protesta fue escuchada por sus seguidores y otros miles de usuarios más, quienes inmediatamente la comenzaron a apoyar, tanto en Instagram como en Twitter, compartiendo mensajes con el hashtag #IWantToSeeNyome (#YoQuieroVerANyome) o #IWantToSeeAllTheNyomes (#YoQuieroVerATodasLasNyomes). Según la revista colombiana Semana, toda esta situación terminó en una petición en Change.org que logró reunir más de 20.000 firmas para que volvieran a poner la foto de Nyome en esta red social.

La protesta masiva no solo logró que volvieran a subir la foto de la modelo, sino que obligó a Instagram a cambiar su política sobre desnudez, especialmente en las fotos que muestran pechos, en reacción a la campaña lanzada por la modelo. Y eso es un logro gigantesco.

“No autorizamos el hecho de apretarse los senos ya que está frecuentemente asociado al contenido pornográfico, pero sabemos que cometimos errores en la manera en la que lo aplicamos, especialmente hacia la comunidad de tallas grandes”, afirmó una portavoz de la red social a la agencia de noticias AFP.

Con la nueva actualización, los contenidos en los que una persona se abraza o simplemente sostiene sus pechos serán autorizados.

Nyome celebró la decisión de la compañía con un gran mensaje en Instagram y subiendo de nuevo la foto que provocó todo este movimiento. “Esto es solo el comienzo, todavía queda mucho trabajo por hacer. Instagram y Facebook están tomando medidas en la dirección correcta para garantizar que la comunidad de talla grande esté protegida. (...). Nuestro objetivo es asegurar que Instagram sea un lugar donde todos se sientan seguros, apoyados y libres para expresarse", fue parte del mensaje que mandó a sus seguidores.

Como parte de su mensaje de aceptación, Nyome lidera una campaña de empoderamiento para evitar que los sistemas de inteligencia artificial eliminen fotografía de mujeres de talla grande semidesnudas, por considerarlas inapropiadas. Foto: Instagram de Nyome Nicholas-Williams

¿Quién es Nyome?

Nyome Nicholas-Williams es una modelo británica quien, desde sus redes sociales, envía mensajes de empoderamiento y aceptación a personas de talla grande. Constantemente postea fotografías y videos de su trabajo como modelo, y de las situaciones a las que se enfrente en su vida cotidiana.

Desde este incidente, su voz se ha vuelto más fuerte, y ahora no solo comenzó una campaña para denunciar cómo este tipo de políticas discriminan, sino que está recopilando información y casos similares de discriminación para crear una gran base de datos y seguir luchando para que este tipo de situaciones no vuelvan a suceder.

No solo ha logrado acumular más seguidores con su repentina fama, sino que ahora es el nuevo rostro que defiende a las mujeres de talla grande de todo tipo de discriminación. Y parece que su mensaje caló hondo en el imperio dirigido por Mark Zuckerberg.