Andrés Díaz P.. 7 septiembre
El videojuego Spider-Man mantiene el humor que Stan Lee le imprimió al trepamuros neoyorquino. Cortesía de Sony.
El videojuego Spider-Man mantiene el humor que Stan Lee le imprimió al trepamuros neoyorquino. Cortesía de Sony.

Spider-Man es como una canción de punk: nunca envejece, siempre será joven, intrépido, optimista e ingenuo. Todas estas facetas del trepamuros neoyorquino se ven reflejadas en el videojuego Marvel’s Spider-Man, el cual se estrena este viernes exclusivamente para la consola PlayStation 4.

Lo último del hombre arácnido cumple con muchas de las convenciones que se han popularizado en los últimos dos años en los videojuegos, es decir, juega sobre un terreno seguro ya explorado. Eso no lo hace malo, es más, tiene mecánicas depuradas y pulidas que lo convierten en una obra entretenida y agradable a la vista.

Esto hace de Marvel’s Spider-Man una apuesta segura para cualquier entusiasta del gaming y un alivio para los padres que no saben cuál juego comprarle a sus hijos para el cumpleaños o Navidad. Spidey simplemente no falla cuando se trata de esbozar la sonrisa en la cara de un niño.

Sin embargo, el videojuego cumple pero no destaca. La última exclusiva de Sony se queda corta en la narración de su historia y en el desarrollo de sus personajes. Tampoco se atreve a innovar con sus mecánicas. Al final queda la sensación de que algo más se pudo haber logrado con el presupuesto y el tiempo que tuvo el estudio Insomniac Games para desarrollar la última aventura del vengador de Nueva York.

A continuación un repaso de los elementos más destacados del videojuego:

Las mecánicas.

Marvel’s Spider-Man emula los poderes y las habilidades del alter ego de Peter Parker. Desde el desplazamiento por la jungla de concreto que es Nueva York hasta los elásticos movimientos que despliega el Hombre Araña en su lucha contra el crimen. La historia se desarrolla en la ciudad de Manhattan, que tendrá la función de mundo abierto, es decir, el jugador podrá recorrer prácticamente el casco metropolitano a la libre, no hay edificio inalcanzable ni congestión vial que pueda detener o atrasar a “su amigable vecino Spider-Man”.

Las físicas del motor gráfico hacen que los saltos del arácnido se vean impresionantes, además, cada vez que este se lanza por los aires empieza a sonar una melodía épica que realmente pone al usuario en colorido traje del trepamuros.

Otro de los puntos altos es la recreación de edificios icónicos como el Empire State, el Madison Square Park, el barrio chino y Union Square. El videojuego también emula los congestionamientos y el ritmo acelerado de los ciudadanos neoyorquinos, quienes se sorprenderán al Spidey deambulando por la calle. Algunos hasta le pedirán un selfie para recordar el momento.

Este videojuego también cuenta con un sistema de progresión similar a otros títulos como Far Cry, Assassin’s Creed Origins y el último God of War. Por ejemplo, a medida que el personaje avanza en la historia subirá de nivel y podrá progresar en un árbol de habilidades.

Insomniac Games colocó una serie de elementos coleccionables, así como misiones secundarias que aparecen de manera esporádica en el mapa. Este videojuego está hecho para fanáticos de hueso colorado, esto se nota desde las mochilas de Peter Parker esparcidas por la metrópoli. Cada una tiene una anécdota y remiten a las aventuras pasadas de Spider-Man, como cuando Vulture le desbarató la máscara al héroe y casi lo deja ciego.

Los coleccionables le ayudarán a Peter a mejorar su equipo para enfrentar al crimen y recorrer la ciudad de manera más efectiva.

El combate.
El combate es uno de los puntos altos de esta experiencia electrónica. Spider-Man se enfrentará a distintos criminales y los hará pagar con los puños. Cortesía de Sony,
El combate es uno de los puntos altos de esta experiencia electrónica. Spider-Man se enfrentará a distintos criminales y los hará pagar con los puños. Cortesía de Sony,

Como todos los videojuegos del Hombre Araña tienen que haber golpes. Generalmente, el protagonista se enfrentará a un puñado de enemigos con pistolas y armas de corto alcance. Esta mecánica se asemeja al combate de Batman Arkham Asylum, en los que el jugador deberá equilibrar la defensa con el ataque, pero con mucho más dinamismo. Spider-Man podrá lanzar a los criminales por los aires, aventarles objetos y atraparlos contra la pared con su telaraña.

Las peleas contra los bosses o jefes también tienen lo suyo y cuentan un nivel de dificultad aceptable. Hay unos guiños dedicados para los gamers más fiebres de esta franquicia. Sin embargo después de unas cinco horas, el combate se puede volver repetitivo y monótono, Insomniac Games trata de compensar esto agregando nuevas opciones y herramientas para superar a los malhechores. Como por ejemplo, nuevos trajes y nuevas variables para lanzar las telarañas.

Marvel’s Spider-Man también contará con secciones de sigilo, en las que el héroe tendrá que acabar con la mayoría de enemigos sin ser visto. El juego pudo haber quedado mejor con una Inteligencia Artificial más elaborada, pues los enemigos en la mayoría de los casos parece como una horda de monos que operan sin rumbo.

Esto es Nueva York.

La historia de esta aventura no está basada en cómics o películas. Eso sí, cuenta con los mismos personajes como Peter Parker, Tía May, Mary Jane. También hay un espacio para los enemigos de Spidey como Kingpin, Scorpio, Vulture y otros que no vamos a revelar para evitar spoilers.

Este videojuego veremos a Peter Parker graduado de la Universidad y con un empleo como prácticamente de nada más y nada menos que el doctor Otto Octavius.

Mary Jane es uno de los personajes jugables en esta aventura del hombre arácnido. Cortesía de Sony.
Mary Jane es uno de los personajes jugables en esta aventura del hombre arácnido. Cortesía de Sony.

Es curioso ver como Spider-Man se adapta a las nuevas tecnologías como los teléfonos inteligentes y las redes sociales. Sí, su amigable vecino Spider-Man contará con su propia cuenta de Twitter en la que interactúa con distintos usarios, quienes le pedirán distintos favores desde salvar a al mundo hasta recoger a unos gatos atrapados en un árbol.

El juego logra emular la espontaneidad y el humor de Peter Parker –algo que las películas con Tobey Maguire no hicieron–. Sin embargo, la historia es simple y los personajes secundarios no son para nada memorables, quizá exceptuando a Mary Jane. La pelirroja tendrá un papel de reportera y será un personaje jugable en algunos de los pasajes de la experiencia.

Después de una experiencia de 20 horas en su historia principal y con mucho más que explorar Marvel’s Spider-Man cumple con lo prometido, pero no destaca solamente por su historia. Sin embargo, no deja de ser un videojuego entretenido que apuesta sobre lo seguro.