Fernanda Matarrita Chaves. 8 noviembre
Este año se realizará la segunda edición del festival que trae un rincón de Bélgica a Costa Rica. Foto: Cortesía.
Este año se realizará la segunda edición del festival que trae un rincón de Bélgica a Costa Rica. Foto: Cortesía.

Este fin de semana usted podrá tener un acercamiento con la gastronomía y música de Bélgica. Los días 9 y 10 de noviembre, en el centro de eventos Pedregal se realizará la segunda edición del Belgium Fest, una actividad para toda la familia.

Entre los principales atractivos de la feria se destaca que estarán a la venta más de 45 cervezas belgas y platillos propios de ese país europeo. Las bebidas podrán adquirirse con precios entre los ¢1.500 y ¢3.000.

En cuanto a la comida, los asistentes encontrarán los emblemáticos waffles belgas, chocolates y platillos más tradicionales como las papas fritas originarias de Bélgica, mejillones y la carbonada a la flamenca, platillo que consiste en un estofado de carne con cerveza. Los precios de los platos van de ¢3000 a ¢4500.

Según América Jiménez, productora del evento, la actividad, que se realizará el sábado, de 12 m a 12 medianoche, y el domingo, de 11 a. m. a 8 p. m., será como traer “un pedacito” de Bélgica a Costa Rica.

“Otro atractivo será que cervecerías nacionales tendrán una bebida especial para el evento”, contó.

Música y más

Durante la feria, los asistentes podrán disfrutar de varios conciertos a ritmo de música típica de Bélgica. También, el ambiente de festival estará presente gracias a varios DJ belgas que tocarán.

En la agenda también se incluye un show de gastronomía en el que se prepararán recetas para que después quienes lo deseen las emulen en sus casas.

Para el disfrute de grandes y niños, durante el Belgium Fest se realizarán diferentes trivias, al final del día quienes hayan acertado podrán convertirse en el rey o la reina del festival y obtener premios.

“Como Bélgica es una monarquía, la idea es que se acoplen a cultura belga a través de estas actividades. Quienes asistan podrán probar comida diferente a la que comúnmente encontramos en restaurantes”, agregó la productora.

La entrada a la actividad tiene un costo de ¢3.000 para adultos. Los niños ingresan gratis. El costo del parqueo tiene un costo de ¢4.000.

Esta actividad se realiza con el apoyo del Consulado de Bélgica en Costa Rica.