Por: Óscar Cruz.   14 junio

Con cada mundial de fútbol, a los canales nacionales se les presenta la mejor opción para momentáneamente ampliar su oferta de producción propia en la parrilla y rentabilizar la inversión de adquirir los derechos de transmisión del Mundial. En este caso, la Revista Mundialista de Teletica es el ejemplo perfecto de un espacio que cada cuatro años desempolva la experiencia pasada, suma algo nuevo, algunas personas conocidas y se trabaja por un proyecto que, al final, volverá a ser guardado en el cajón de los recuerdos hasta que valga la pena volver a desempolvarlo. Eso pasa factura a lo que la audiencia recibe como aspecto diferenciador de la Revista.

No hay que mal entender esto. Posiblemente, la dinámica de "revista" se nutre de programas como Buen Día y contenidos especializados como los deportivos. Sin embargo, la mezcla de espacios es necesariamente un producto nuevo. Aunque en Teletica conozcan cómo producir una revista generalista, le va a llevar algunos días a la producción y al elenco acomodarse para producir esa Revista Mundialista.

3/6/2018. Sabana, Teletica. Dia de ensayo del programa de television
3/6/2018. Sabana, Teletica. Dia de ensayo del programa de television " Revista Mundialista " de Teletica. En la foto Keyla Sanchez. Foto Jeffrey Zamora

Este producto se dirige sobre todo a una audiencia generalista que no necesariamente se avoca al objeto principal del Mundial, pero que participa paralelamente de la fiesta del fútbol. La Revista se nutre del resto de la cobertura noticiosa del canal. Aprovecha lo que ya se debe hacer de todos modos para otros espacios y agrega algún valor como notas culturales e históricas del país anfitrión, mezcla de culturas o aspectos adyacentes al Mundial desde narrativas poco convencionales.

Experiencia del elenco

Sobre los conductores del espacio existe una mezcla en la que algunos son pasivos y el peso más especializado lo carga Kristian Mora y algún invitado. En el caso de Édgar Silva, su aporte es transversal a la conversación; sin embargo, no es el personaje dominante.

Johanna Solano tiene un papel similar a un hub, pues la conversación pasa por ella sí o sí, a modo de obligatoriedad en su participación, que muchas veces es yerma. Se suma Keyla Sánchez que tiene experiencia en programas más informales y desestructurados, por lo que el orden que demanda este tipo de programa no se le da bien del todo. Siendo honestos, la experiencia previa de cada una no empata con el programa que están manejando. Se siente un elenco con poca credibilidad para presentar este espacio.

Contenido

Las dinámicas de producción informal reinantes en plataformas como YouTube y Facebook hacen incursión en la televisión. Más normal cada vez en la tele nacional, muchas veces relacionado con rellenos o variedad de oferta, más que con un fundamento de producción.

Por ejemplo, la sección La Mochila aporta a la Revista tiempo adicional que el canal no cubre con recursos de producción tradicional. Se nutre de un método de producción idóneo para un blog personal de viajes con video casero y una narrativa artesanal mochilera, pero no empata el nivel profesional ni profundidad del resto de la propuesta y padece seriamente en aspectos básicos de producción como el sonido.

3/6/2018. Sabana, Teletica. Dia de ensayo del programa de television
3/6/2018. Sabana, Teletica. Dia de ensayo del programa de television " Revista Mundialista " de Teletica. En la foto Edgar Silva y Johanna Solano. Foto Jeffrey Zamora

Igual pasa con El Tripazo, su expectativa no se entiende del todo sin un texto escrito posiblemente al lado del video, en forma de post para redes sociales, pero el texto audiovisual para la televisión necesita ser mejor producido. La doble utilidad del material audiovisual (redes sociales y tele) es un tema que debe reflexionarse antes de producir.

A nivel de gasto no es lo mismo mandar una persona que un equipo de tres personas, pero tampoco lo es a nivel de producto consumible. Esa democratización del medio de producción da posibilidades, pero la guía y tutela de la producción debe seguir existiendo. Un video de YouTube no es lo mismo que una nota producida para televisión, aunque ambas se soporten en video.

Dentro de la producción propia, muchas de las cápsulas de Destino Rusia son factibles de realizar desde casa, por lo que la visita realmente no aporta un valor agregado; se termina utilizando material de archivo para compensar, entonces: ¿para qué vamos? Narrar la experiencia en set no es suficiente tampoco.

Una vez que corran las actividades propias del Mundial, es posible que el relleno dé paso a información propia, de primera mano y construida para la pantalla que representa, o al menos que logre adaptarse con el fin de contar algo que realmente amerite dedicarles tiempo.

La revista de Teletica puede ser una manera diferente de sumarse al Mundial sin necesidad de pasar por todos y cada uno de los partidos. Depende de usted darle una ojeada y valorar si le satisface o no lo que presenta.