GDA . 15 agosto

Tras semanas de especulaciones, el sitio TMZ ha revelado la sustancia que puso en riesgo de muerte a la cantante Demi Lovato.

En un primer momento se dijo que la cantante se encontraba hospitalizada por una sobredosis de heroína; sin embargo, la investigación del medio estadounidense ha revelado que la estrella pop consumió fentanilo, el mismo opiáceo sintético que ocasionó la muerte del cantante Prince en abril de 2016 y del rapero Lil Peep en noviembre de 2017.

Floyd Mayweather vs. Conor McGregor: Demi Lovato interpretó el himno de Estados Unidos (AFP)
Floyd Mayweather vs. Conor McGregor: Demi Lovato interpretó el himno de Estados Unidos (AFP)

De acuerdo con las fuentes del medio, tras asistir a una celebración de cumpleaños y posteriormente a una fiesta en West Hollywood, la cantante se comunicó vía mensaje de texto con su proveedor de drogas, quien le habría proporcionado el fentanilo, sustancia hasta 50 veces más fuerte que la heroína.

TMZ detalla que el distribuidor de drogas, con el que tenía contacto desde abril, le dio dos paquetes de papel de aluminio con oxicodona, potente opioide que habría sido obtenido en México, donde el traficante acostumbraba a comprar drogas sucias, y que resultó mezclada con el letal fentanilo.

Los informantes aseguran que el vendedor de drogas huyó de la casa de la ex de Wilmer Valderrama cuando notó que ella estaba en la cama respirando fuertemente.

Después de ese 24 de julio, Demi estuvo hospitalizada por dos semanas y posteriormente fue ingresada a un centro de rehabilitación del que salió para volar a Chicago y reunirse con un psiquiatra.