Por: Yuri Lorena Jiménez.   17 abril
Elena Umaña y su bebé, Nathan, dos semanas atrás. /Foto cortesía Elena Umaña/Para Entretenimiento/La Nación
Elena Umaña y su bebé, Nathan, dos semanas atrás. /Foto cortesía Elena Umaña/Para Entretenimiento/La Nación

Una explosiva noticia acaparó titulares la tarde-noche de este lunes, cuando trascendió la detención de la cantante Elena Umaña por supuesta negligencia al dejar a su hijo menor, Nathan, de dos años, en el vehículo de su madre mientras ella hacía una diligencia judicial. La cantante habló en exclusiva con La Nación sobre el tema, pues su prioridad es regresar este mismo martes, con su hijo, a su casa.

La noticia acaparó titulares y notas en varios medios, La Nación, se fundamentó en la versión oficial del Ministerio de Seguridad Pública (MSP): "La cantante Elena Umaña permanece retenida en los Tribunales de Justicia de Heredia, luego de que se vio envuelta horas antes en un lío por dejar a un hijo durmiendo solo dentro de un vehículo".

(Video) Elena Umaña habló con La Nación sobre incidente con su hijo menor

El hecho habría ocurrido alrededor de las 5:15 p.m. dentro de un céntrico parqueo en Heredia, donde, según el parte policial, una mujer sacó a un niño de un automóvil, debido a que este lloraba y estaba solo.

De inmediato, la patrulla 2119 trasladó al niño hasta la Comandancia de Heredia, donde se alertó a personeros del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

La intérprete, de 43 años, permanecía dentro de los mismos tribunales interponiendo una denuncia por contra un tercero, pero en eso estaba cuando quedó bajo la orden de la Fiscalía de Turno Extraordinario de Heredia. A eso de las 11 de la noche, Elena regresó a su casa, lista para ir a recoger a su hijo, según dijo, a primera hora del martes.

"Nathan es el motor de nuestras vidas"

Tras decenas de intentos por comunicarnos con Elena Umaña, finalmete, esta madrugada accedió a ofrecer declaraciones puntuales a La Nación, con el fin de dejar esta situación hasta aquí, mientras se resuelve, confiada en que sus cualidades como una madre "absolutamente entregada"--según su propias palabras-- y su explicación sobre lo ocurrido, les den elementos de juicio a los personeros del PANI para que la situación no pase a más, pues se trató, según dijo la cantante, de un asunto de mal cálculo "por puro amor", en vista de que Nathan, su hijo, se había saltado la siesta del mediodía y ella se confió en que dormiría mucho más de los 15 minutos que, en teoría, demoraría haciendo ella el trámite judicial.

Exhausta pero confiada en que este martes, todo se va a resolver, Elena contestó algunas preguntas de La Nación e hizo la salvedad de que su prioridad ahora era reunir de inmediato a su familia, su hija Natasha, de 14 años, y el bebé que alumbra a su pequeña gran familia, Nathan. Este es un extracto de sus impresiones que, según dijo, serán las únicas que ofrecerá por estos días, pues está concentrada en resolver lo que ocurrió este lunes.

(Video) Rina Vega y Elena Umaña en la grabación del especial junto a La Sonora Santanera

"Sobre los lamentables hechos acaecidos este lunes 16 de abril por la tarde, primero como madre, que es el rol más importante en mi vida, más que cualquier otra faceta como la de artista o figura pública, y ante todo, por el cariño y el respeto con el que me he conducido con la gente que me apoya como artista, quiero ofrecerles una breve explicación sobre lo ocurrido hace unas horas".

"En este momento, comprenderán que no tengo mucha cabeza para extenderme porque mi prioridad en este momento es tener a mi bebé de vuelta en mi hogar, el que he construido con gran sacrificio pero con mucho amor junto a mi pequeña gran familia, mi hijos Natasha y Nathan y yo. Juntos hemos afrontado carencias, pequeños grandes triunfos, luchas diarias --como lo hacen todas las familias del país-- y tanto las historias adolescentes de Natasha como el mundo maravilloso que nos descubre día a día nuestro pequeño Nathan, que acaba de cumplir dos años... con eso me basta y me sobra para afrontar las luchas cotidianas y dejar el alma el los escenarios, ahora con más fuerza, no solo porque amo lo que hago, sino porque, por sobre todo, amo a mis hijos y soy proveedora principal de mi hogar y, por lo tanto, de mi voluntad".

"Por situaciones personales en las que prefiero no ahondar, me urgía hacer una diligencia en los Tribunales de Heredia. Nathan siempre hace siesta a mediodía, pero hoy estuvo rematadamente contento y no se durmió, yo tenía que hacer un trámite, los Tribunales cerraban a las 4:30 p.m., subí a mi bebé en su silla y me fui a entregar un documento. Incluso subí su coche, previendo que no se iba a dormir, pero de camino a los Tribunales cayó totalmente rendido y yo, en un error del que no me repongo ni me repondré jamás, calculé que demoraría a lo sumo 15 minutos en dejar el documento".

"Abrí las ventanas lo suficiente de manera que tuviera ventilación porque me dio lástima despertarlo para subirlo en el coche, además de que ha estado a punto de resfriarse y me dio temor exponerlo a un cambio de temperatura. Tomé la peor decisión, lo reconozco, lo acepto y nunca me lo voy a perdonar, porque los 15 minutos que yo calculé, iba a durar en el trámite, se fueron prolongando".

"Estaba desesperada por dejar todo e irme, y en ese momento, ahí mismo en el Tribunal, me informaron que mi hijio había sido sacado del vehículo y que yo tenía ahora que dar explicaciones ahí mismo, en el recinto en el que estaba. Todo lo demás es de conocimiento público, estuve retenida durante unas horas, pero en el fondo de mi corazón, a pesar de lo durísimo de ese trance, sabía que mi bebé estaba a salvo, al cuidado de las autoridades. En este momento no puedo ni procesar todo lo malo que pudo haber ocurrido y que yo jamás calculé al pensar que iba a estar fuera de mi carro si acaso 15 o 20 minutos. Mi error me va a costar caro, imagino que mucha gente me va a lapidar en redes sociales y no los culpo, ni yo misma encuentro justificación para semejante error, pero quienes me conocen saben que mis hijos y el cuido y protección de ellos han sido mi prioridad absoluta desde que supe que estaba embarazada, con los dos por igual".

“Les pido comprensión a los cientos de fans que me quieren y que me siguen y me dan su apoyo, sé que es una situación muy difícil de entender, gracias a Dios estoy ya en mi casa y mañana, por supuesto, estaré en pie de lucha desde primera hora para traerme a mi hijito a mi casa.

"Les pido comprensión a los cientos de fans que me quieren y que me siguen y me dan su apoyo, sé que es una situación muy difícil de entender, gracias a Dios estoy ya en mi casa y mañana, por supuesto, estaré en pie de lucha desde primera hora para traerme a mi hijito a mi casa. Agotaré las instancias legales para que eso ocurra; no tengo ningún temor porque no hay mejor fiscal de uno mismo, que uno mismo, y sé que tengo decenas de fallas en otras áreas, pero mis hijos lo son todo para mí y sé que ellos lo saben: tanto Natasha, en su maravillosa adolescencia, como Nathan, en su tiernos dos añitos, que nos llenan la vida de ilusión y fuerzas para seguir adelante, a pesar de algunos pesares.

"Nathan es el motor de nuestra pequeña familia. Sí, cometí un error de riesgo terrible. No, no hay justificación. O sí, sí la hay. Porque en el fondo, aunque ahora yo misma lo veo como una irresponsabilidad inaudita, en el fondo mi irresponsabilidad de ese momento tuvo que ver con que medí si valía la pena sacar a mi bebé, totalmente dormido, del carro, o “jugármela” y dejarlo ahí, supuestamente 15 minutos. Más allá de lo que la ley disponga, aprendí la lección. Y espero que otros padres, a través de esta dura lección, la aprendan también.

"A mis hijos, que tarde o temprano leerán esto, y se sentirán destrozados al sentirme a mí destrozada, en este 16 de abril del 2018, les digo que ESTA TORMENTA TAMBIÉN PASARÁ. Porque EL AMOR TODO LO PUEDE. Y nadie. NADIE más que ustedes, saben que yo por ustedes doy la vida, entera o en trocitos. Mañana será otro día. Mi humilde disculpa a quienes sienten que les he fallado.

"GRACIAS a tanta gente que se ha preocupado y no he podido atender, mi prioridad, evidentemente, es tener a mis pollitos juntos con su mamá gallina, Dios mediante, mañana mismo. LA VERDAD OS HARÁ LIBRES".

"GRACIAS GRACIAS GRACIAS por tantas muestras de solidaridad, de todo corazón, aunque sea un corazón, por el momento, lleno de amor pero también destrozado y lleno de culpa".

ELENA UMAÑA".

.