9 diciembre, 2016
Riz Ahmed interpreta a Bodhi Rook en Rogue One: Una Historia de Star Wars.
Riz Ahmed interpreta a Bodhi Rook en Rogue One: Una Historia de Star Wars.

El recuerdo de jugar con los muñecos de La Guerra de las Galaxias aún está fresco en la memoria de Riz Ahmed. Hoy otros niños podrán hacerlo con la figura inspirada en su personaje en Rogue One, lo que para este actor británico es simplemente "surrealista".

Acaba de cumplir 34 años, pero con su físico delgado, sus pómulos de cristal tallado y su abundante cabellera negra podría pasar fácilmente por un adolescente.

Es difícil creer que ha pasado una década desde que este actor se convirtió en una de las voces más interesantes del cine británico con el docudrama Camino a Guantánamo de Michael Winterbottom.

Ha pasado por una docena de películas desde entonces, mostrando versatilidad y virtuosismo en sus papeles. Pero jamás hubiera podido predecir el extraordinario giro que daría en 2016.

"Fue un momento surrealista, asombroso", dijo este actor nacido en Londres de padres paquistaníes, recordando el momento en que alzó su más preciado trofeo en toda esta aventura: su propio muñeco de Star Wars.

"Recuerdo haber jugado con estos juguetes cuando era niño y ser ahora parte de este universo de plástico es algo maravilloso", expresó.

Carrera en auge

Ahmed interpreta al piloto de carga Bodhi Rook en Rogue One, la más reciente película de la saga espacial, que lo llevó de ser un respetado actor indio a un jugador de las grandes ligas de la actuación.

Fue aclamado por su trabajo en Primicia mortal (2014), su primer gran papel en Hollywood, y luego en la película Jason Bourne. Y terminó de consolidar su fama con el rol protagónico en la miniserie de HBO The Night Of en la que encarnó a Naz Khan, un estudiante pakistaní-estadounidense acusado de asesinar a una chica de un acomodado barrio de Nueva York.

En la película, Bodhi Rook es un aliado del Imperio galáctico que cambia de bando y pelea para los rebeldes.

"Es una película de Star Wars pero al mismo tiempo es diferente", explicó durante esta entrevista realizada en Industrial Light and Magic, el estudio de efectos especiales de Lucasfilm en San Francisco.

"Se siente más como una película de guerra más realista, uñas sucias, botas en el terreno... Es una sensación de inmersión que me emociona", contó.

La historia de Ahmed sorprende a muchas personas que desconocen al chico de clase obrera que se ganó una beca para estudiar en Oxford y lee sobre política, filosofía y economía.

Lejos de los papeles que ha interpretado, como un supuesto yihadista en Camino a Guantánamo (2006) y El fundamentalista reticente (2012), y narcotraficante en Shifty (2008) y en Ill Manors (2012).

Destaca su trabajo en la controvertida pero aclamada sátira Four Lions, en la que interpreta a un idealista pero cruel líder de una célula yihadista en Gran Bretaña.

"Siempre busco personajes con puntos débiles, no sé por qué pero me encantan los personajes que tienen un fuerte sentimiento de arrepentimiento, o un profundo deseo de enmendar algo", dijo.