Por: Gerardo González V.   16 junio
Uno de los platos estrella de Águila y Sol es el pato con mole negro de Oaxaca. Foto: Albert Marín.

Si al pensar en comida mexicana lo primero que se le viene a la mente son nachos, burritos, tacos o quesadillas, prepárese para una agradable sorpresa.

El nuevo restaurante Águila y Sol, ubicado en el centro comercial La Paco, en Guachipelín de Escazú, se especializa en la alta cocina de esa nación norteamericana.

Y es que la cocina mexicana es una de las más ricas del mundo, tanto por variedad como por sabor, y ahora esta afamada gastronomía espera a que usted la descubra.

Como consejo, cuando visite este lugar, llegue con la mente bien abierta ya que se encontrará con un menú con algunos ingredientes de los cuales escuchará por primera vez en su vida. Pero no tema, lo más seguro es que se lleve una buena impresión.

Por ejemplo, el huitlacoche que es un hongo del maíz que data de la época prehispánica y que acá lo podrá disfrutar en un mole o en una quesadilla.

Aunque no todos los ingredientes se consiguen en Costa Rica, su propietaria Isabel Favero se esfuerza por conseguir los componentes originales con el objetivo de mantener la esencia mexicana de los platillos.

Para ella, el gran reto ha sido que los costarricenses se aventuren a probar la auténtica comida de su país. “Somos un restaurante de comida mexicana de alta cocina con platillos regionales de al menos cinco estados”, destacó la propietaria.

El 'rib eye' con salsa de pistacho y gajos de papa en salsa cajún y chile poblano. Foto: Albert Marín. Foto: Albert Marín.

Por esa razón, cuando las personas llegan al lugar, los reciben con una pequeña inducción de algunas de las salsas que acompañan sus platillos para que nadie se quede sin probar, y sobre todo sin disfrutar, de algunas de sus creaciones.

“Hemos logrado que la gente entienda estos sabores y es un reto que vivimos día a día”, destacó Favero.

En el menú podrá encontrar platillos como camarones en mole de ciruela y chile de árbol, cerdo o salmón en salsa de tamarindo y chipotle y rib eye en salsa de pistacho y chile poblano, entre otros.

No obstante, pese a la gran variedad de opciones, por lo general, el plato que más solicitan los visitantes es el de cochinita pibill al estilo de Yucatán. Según Favero, la razón de su éxito es que se trata de un platillo con el que los costarricenses están más familiarizados.

Por esto mismo motivo, la propietaria invita a las personas a ordenar creaciones menos conocidas como el pato con mole negro de Oaxaca, cuyo mole cuenta con más de 34 ingredientes.

Isabel Favero es una mercadóloga que se vino a vivir a Costa Rica hace cinco años cuando su esposo obtuvo un trabajo en nuestro país.

“Nosotros amamos comer y empezamos a buscar un restaurante con auténtica comida mexicana y no lo encontramos. Solo había restaurantes de antojitos mexicanos”, relató la empresaria oriunda de Ciudad de México.

Lo que nació como una necesidad se convirtió en una oportunidad. “Entré a estudiar gastronomía en Sabores La Escuela para entender la parte de operación de un restaurante”. Ese fue el primer paso para tener hoy su propio negocio.

De hecho, Favero pertenece a la primera generación de graduados de Sabores La Escuela y considera que esa formación fue vital a la hora de abrir su propio negocio.

El restaurante Águila y Sol se ubica en el centro comercial La Paco, en Guachipelín de Escazú. Foto: Albert Marín.

“Si bien aprendí mucho sobre técnicas de cocina, lo más importante, para mí fue aprender sobre la parte operativa, así que cuando arranqué con el restaurante ya tenía mucho camino adelantado", resaltó.

Novedad. Este domingo 17 de junio, con motivo del Día del padre, Águila y Sol tiene preparado un brunch mexicano, de 9 a. m. a 5 p. m.

Ese día podrá disfrutar de un bufet con algunas delicias como chilaquiles, papas con chorizo y variedad de huevos (rancheros, divorciados). El costo es de 25.000 por persona y los niños menores de seis años no pagan. No incluye bebidas alcohólicas.

Puede reservar su espacio al 2289-2617. Entre los asistentes se rifará una cena para dos personas por un valor de 50.000.