Jorge Arturo Mora. 24 enero
Nuevas instalaciones del Teatro El Ángel, ahora ubicado en barrio Luján y dirigido por Greivin Valverde. Foto: cortesía Greivin Valverde
Nuevas instalaciones del Teatro El Ángel, ahora ubicado en barrio Luján y dirigido por Greivin Valverde. Foto: cortesía Greivin Valverde

Es un viejo conocido, pero a la vez es un nuevo por conocer. El mítico Teatro El Ángel ha resucitado este año, tras varios meses de nostalgia y memoria entre los costarricenses.

El pasado 12 de enero, el recinto escénico volvió a abrir sus puertas, en otra ubicación, con otro director, pero con una consigna similar.

“Ha sido un proceso muy prolongado, pero ya por dicha hemos podido abrir. Queremos recuperar el teatro que en los ochenta nos enseñó que la solidaridad era lo que hacía al arte. Nada de competencias, sino una disposición de que el teatro sea para la sociedad, no para uno”, dice Greivin Valverde, director del teatro.

Valverde es la nueva cabeza del teatro que el siglo pasado tuvo al gran director Lucho Barahona como cabeza. En aquel entonces, Barahona propuso una sala con funciones de martes a domingo con variedad temática por temporada.

Ahora Rodríguez quiere hacerle honor al trabajo de Barahona, quien le dio su bendición para esta nueva etapa del recinto.

“Lucho llegó a decirme que me cedía el teatro, que lo desarrollara. Yo se lo iba a dar a él porque él ha sido nuestra gran influencia. Entonces, él me dijo que me daría la oportunidad con una condición: ayudar a cualquier persona del mundo del teatro en cualquier parte que esté. Por dicha, Lucho está para que vea todo lo que estamos haciendo”, reflexiona Valverde.

El Teatro El Ángel cerró su sala tras ser expropiado, pues la construcción de la Asamblea Legislativa hizo que se desvaneciera. Incluso a Lucho Barahona, antes de la inauguración de la nueva sala, solían preguntarle sobre la situación del Teatro El Ángel.

“Siempre me preguntan qué sucedió. Como que mucha gente aún lo tiene presente. Fueron buenos tiempos”, dijo Lucho Barahona en una entrevista realizada por Viva el año anterior.

Nuevo comienzo
El pasado 12 de enero el Teatro El Ángel volvió a abrir sus puertas. Foto: cortesía Greivin Valverde
El pasado 12 de enero el Teatro El Ángel volvió a abrir sus puertas. Foto: cortesía Greivin Valverde

Valverde, de 54 años, quiere honrar la memoria que tiene el recinto de artes escénicas. Para este nuevo teatro la propuesta se basa en ofrecer una cartelera por temporada.

El director considera que la mejor manera de programar la temporada es con una comedia, una tragedia, una obra nacional y un clásico.

Para este nuevo comienzo, dos obras se encuentran en cartelera. Una de ellas es un conocido éxito del propio Valverde.

Se trata de Los Viaipí de la Zona Roja, obra que describe la vida de trabajadores del sexo de San José. Este título ha tenido más de mil funciones.

EL montaje tiene como protagonista a María Fernanda “La Fefa” Campos, ganadora del Premio Nacional de Cultura a la mejor actriz en el 2012 por la obra Madre Coraje y sus hijos, y quien regresa de trabajar en Europa en los últimos tres años.

Junto a ella se encuentran los experimentados Silvestre Atelier, Alex Alpízar y los debutantes Josué Durán y Raquel Garbanzo. Se presenta de viernes a domingo a las 8 p. m.

La otra obra en cartelera es el monólogo ¿Yo soy puca? El síndrome de la mujer moderna. Con la dirección de Mario Solano, se presenta los jueves a las 8 p. m.

El nuevo Teatro El Ángel se ubica en barrio Luján, cincuenta metros norte de la Panadería Luján.