Manuel Herrera. 24 enero, 2018

La Biblioteca Nacional Manuel Obregón Lizano, en San José, albergará un espectáculo inédito este viernes 26 de enero que no solo transformará por una noche el interior del edificio, sino que también rediseñará la música clásica.

Sensemayá es el nombre de este montaje audiovisual que, a través de la música, imágenes y colores, busca refrescar la manera en que se viven los conciertos en el país, haciendo de estas actividades una experiencia multidisciplinaria.

El concepto de este espectáculo es idea del director orquestal Pablo Zamora y cuenta con la dirección creativa de la arquitecta y diseñadora Fruela y el artista internacional Julián Picado.

Zamora explicó que en Sensemayá se representará el poema homónimo del escritor cubano Nicolás Guillén, a través de una versión simplificada de la teoría del monomito de Joseph Campbell. “La música se interpretará en un formato donde músicos y audiencia se ubican en círculos concéntricos”, explicó Zamora.

Sensemayá reunirá a varios músicos nacionales para su espectáculo en la Biblioteca Nacional. Fotografía: Cortesía Pablo Zamora.
Sensemayá reunirá a varios músicos nacionales para su espectáculo en la Biblioteca Nacional. Fotografía: Cortesía Pablo Zamora.

Al mismo tiempo, los artistas visuales Danelo Mikhaylivskiy y Patrick Aguilar harán video mapping en la estructura interna de la Biblioteca Nacional, permitiendo proyectar y manipular en vivo animaciones anteriormente programadas.

“Se cuenta con la dirección de luces de Stephen Kopels, fundador del San Francisco School of Digital Filmmaking y la documentación será por parte de José López, Esteban Garita y Carlos Chaves, quien acaba de recibir un Latin Grammy por la grabación con la Orquesta Sinfónica Nacional como mejor disco de música clásica del año”, agregó Pablo Zamora.

En Sensemayá se interpretará un repertorio exclusivo de obras costarricenses como Desde la noche (compuesta por Marvin Camacho), Sensemayá 1 (de Julián Picado), Caseríos (de Daniel Garrigues) y Sensemayá 2 (de Pablo Zamora).

“Se reemplazarán muchos instrumentos tradicionales con sintetizadores e instrumentos electrónicos con el fin de lograr nuevas texturas y sonidos que, de otra manera, no serían posibles”, refirió Pablo Zamora.

El ensamble a cargo del espectáculo lo conforman Edgar Brenes (en el piano y sintetizador), Marco Molina (en la flauta traversa), Julián Picado (en la guitarra eléctrica y sintetizadores), Fernando Víquez (en el bajo eléctrico), Luis Carmona (en el contrabajo), Andrej Badilla (guitarra eléctrica y vocales sintetizados) y Daniel Quesada, Yonder Muñoz y Estefanía Segura (los tres en la percusión).

El espectáculo está programado a iniciar a las 6:30 p. m. y el ingreso del público es gratuito.