El grupo Esurios Teatro plantea un montaje en el que la sexualidad expresa sensaciones y emociones para una minoría discriminada

Por: Natalia Díaz Zeledón 20 abril, 2017
'Miradas íntimas' tendrá funciones hasta el 7 de mayo en el Teatro Impromptu Giratablas.
'Miradas íntimas' tendrá funciones hasta el 7 de mayo en el Teatro Impromptu Giratablas.

¿En dónde se siente el amor? ¿Es el cuerpo el único vehículo del placer? En Miradas íntimas, el teatro recobra las sensaciones de una sexualidad suprimida, la vivencia de las personas con discapacidad. Las funciones serán en el Teatro Impromptu Giratablas –ubicado en Los Yoses– hasta el 7 de mayo.

"La sexualidad nos permite sentir, vibrar y comunicarnos a través del propio cuerpo. Todas las personas sin importar nuestra condición tenemos derecho a disfrutarla en plenitud, algunos aseguran que las personas con discapacidad son asexuadas, que no pueden generar placer, que no pueden tener pareja o que no pueden tener una educación afectiva y sexual. Es parte de los mitos que queremos romper", explicó el director de la obra, Esaú Cubero, en un comunicado de prensa.

Miradas íntimas fue creado en un proceso de seis meses de trabajo de laboratorio y ensayos, en los que Cubero motivó la exploración y el juego teatral de sus actores.

El elenco de la agrupación Esurios Teatro cuenta con personas con síndrome de Down, disartria (que provoca problemas con la articulación de las palabras), así como personas sin discapacidad. La puesta en escena presenta sensaciones y experiencias personales del grupo.

Las funciones contarán con un intérprete de Lesco para el público con discapacidades auditivas. Las presentaciones se realizarán en el Teatro Impromptu Giratablas, desde el 21 de abril y hasta el 7 de mayo. Los viernes el horario será a las 8 p. m. y los domingos a las 6 p. m. Las entradas tienen un costo general de ¢5.000 y de ¢4.000 para estudiantes, ciudadanos de oro y personas con discapacidad.