GDA/El Mercurio/Chile. 12 mayo
Este martes una visitante cumple con la medida de utilizar una mascarilla en el museo Alte Nationalgalerie (Old National Gallery), en Berlín. Fotografía: AFP
Este martes una visitante cumple con la medida de utilizar una mascarilla en el museo Alte Nationalgalerie (Old National Gallery), en Berlín. Fotografía: AFP

GDA/El Mercurio/Chile.- ¿Estamos viendo la luz al final del túnel?, se preguntan los directores de museos en Europa, cuando ya algunos están abiertos o prontos a recibir nuevamente público. El duro encierro que han vivido desde mediados de marzo, con la desaparición de las visitas y la cancelación de exposiciones recién abiertas, algunas de las cuales no podrán continuar, porque las obras en préstamo se deben devolver, ha generado un problema presupuestario que pesará en los siguientes años. Y a esto se suma que los turistas, quienes son la mayoría de las visitas a los museos más importantes del Viejo Continente, solo reaparecerán a finales de este año y, con mayor certeza, en 2021.

Eso explica la ansiedad por tener nuevamente las puertas abiertas. Museos en Suiza, Alemania y Bélgica ya están recibiendo público, pero no como antes, sino bajo estrictas medidas de seguridad.

El uso de mascarilla se da por descontado, es ahora un elemento esencial de la indumentaria. Además, los museos han dispuesto que las entradas se compren online, lo que les permitirá distribuir a los visitantes durante la jornada y evitar las aglomeraciones. Por lo mismo, se podrá entrar en grupos pequeños y habrá que tener cuidado con la distancia social ahora exigida. La vista de los cuadros ya no será lo primero, sino la confirmación de que se están cumpliendo las reglas. Otras medidas que se han adoptado en forma general son no ofrecer audioguías, ni folletos informativos, y tener recorridos prefijados.

Este martes abrieron los más famosos museos de Berlín, ubicados en la isla de los museos, como el Pergamon, y la Gemäldegalerie, en el Kulturforum. La semana pasada ya estaba funcionando la Sempergalerie, en Dresde, y el Museo Barberini, en Potsdam, con una exposición sobre Monet que duró solo tres semanas abierta.

Entre lunes y martes ha sido la apertura de varios museos en Suiza, donde, por ejemplo, la Fundación Beyeler, en Riehen, seguirá exhibiendo, hasta el 26 de julio, la muestra dedicada a Edward Hopper.

Para el 18 de mayo se espera que los museos en Italia comiencen a recibir visitantes. Acá habrá una situación lamentable: la gran muestra sobre Rafael en Roma, que se inició pocas semanas antes del cierre por la pandemia, solo estará abierta hasta el 2 de junio, porque no se pudieron extender los préstamos de obras. La Galería de los Uffizi, en Florencia, solo dejará entrar a 450 personas al mismo tiempo, la mitad de lo que aceptaba antes. Los Museos Vaticanos, en tanto, anunciaron que están prontos a abrir, pero no han dado fecha, aunque se supone que será junto con los de Italia.

Francia, España e Inglaterra también están programando una apertura escalonada del comercio y los lugares culturales. Por ejemplo, en España en una parte del territorio ya se pueden visitar museos. En Madrid faltan todavía unas semanas para ingresar al Prado; o al Louvre, en el caso de París.