Por: Lucía Vásquez.   6 junio
Theo Theoharis se graduó de Williams College en 1977, y recibió su doctorado de la Universidad de California, Berkeley, en 1983. Foto: Rafael Murillo

¿Debe la práctica médica incluir la compasión como uno de sus principales pilares? ¿Qué papel juega la literatura para la concepción de una medicina más humana?

Las respuestas a estas preguntas las analiza el escritor Theo Theoharis, profesor del departamento de Literatura de la Universidad de Harvard, y exdocente en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Berkeley.

Theoharis se encuentra de visita en el país para ofrecer una charla en la UNIBE, que brindó este miércoles 6 de junio a las 6 p. m., organizada por este centro de estudios y por la Universidad de Harvard.

El profesor realizó un análisis del cuento Campamento Indio de Ernest Hemingway, para profundizar en el papel de la humanidad y la compasión en las prácticas médicas, y cómo estas se han retratado a través de la literatura.

La historia de Hemingway muestra a un médico que realiza una cesárea de emergencia y le explica a su hijo la respuesta adecuada hacia la madre en un complicado parto.

“El doctor está tratando a esta mujer que está teniendo dificultades de salud después de una cesárea y con los resultados de esa cesárea se crea la historia. ¿Por qué la necesita? ¿Qué pasa después de que se la hace?”, contó Theoharis vía telefónica. “Escogí el cuento como parte de un proyecto en marcha con el Dr. Hernández, de la UNIBE, que busca traer los conceptos de humanidad al estudio de la medicina”.

Es la segunda vez que Theoharis brinda esta charla en el país. Vía telefónica destacó también para su estudio el poema Ode to a Nightingale (Oda a un ruiseñor), de John Keats.

“Keats estudió Medicina en Inglaterra y la practicó mientras estaba escribiendo su poesía. (En la anterior charla) hablamos sobre cómo el conocimiento sobre enfermedades, padecimientos, sufrimientos, contribuyeron a su arte, a su sentido de la belleza, a sus sentimientos sobre la vida humana. Y cómo podía expresar eso”.

Según Theoharis, tratar con poesía, novelas, drama o cuentos es lo que hace en su vida diaria. La relación con temas más técnicos y científicos no es lo usual en su área de estudios.

“Ponerlos en el contexto de estudios científicos, entrenamiento médico y ese tipo de pensamiento sobre sus procedimientos y prácticas propias es raro, más no inaudito”, aseguró. “Ocasionalmente, doy este tipo de charlas en Estados Unidos, pero normalmente hablo con personas que tratan estrictamente con temas humanísticos, entonces me ha gustado este acercamiento científico. Lo he disfrutado”.

En cuanto a la respuesta del gremio médico a un acercamiento tan poco convencional, el profesor comentó que ya en muchas partes del mundo se le está dando la importancia necesaria a este tipo de análisis.

“En el Hospital General de Massachusetts, en Boston, cirujanos se reúnen una vez a la semana a discutir sobre literatura, a veces una vez al mes, como parte de su educación”, añadió. “Después de su educación continúan reuniéndose a discutir cuentos o poemas como una forma de añadir perspectivas humanas a su trabajo técnico. Es algo que los doctores en Estados Unidos ya hacen”.