Ángela Ávalos. 12 mayo, 2018

Teatro Nacional muestra sus otras caras

Como una extensión de la fiesta por el cambio de mando, cientos de personas respondieron este sábado a la invitación del Teatro Nacional, que se mostró con su luneta elevada, sin sus sillas, tal y como la apreciaron las delegaciones internacionales que acudieron al cóctel a felicitar al nuevo mandatario, Carlos Alvarado Quesada, este 8 de mayo.

En promedio, desde las 10 a. m. de este sábado, más de 400 personas por hora ingresaban al histórico edificio, declarado símbolo patrio en febrero anterior. Cientos más estaban dispuestas a esperar en las afueras, sin importar las largas filas.

Hasta las 2:15 p. m., 1.788 afortunados habían logrado hacer el recorrido, que se prolonga alrededor de una media hora, informó Cynthia Arias Gutiérrez, de Promoción Cultural del Teatro Nacional.

La expectativa es que se superen las 3.000 personas una vez que se cierren las puertas, a las 5 p. m.

La luneta se eleva pocas veces. Generalmente, se hace con actividades especiales, como el cóctel a las delegaciones internacionales por el cambio de mando, del 8 de mayo. Foto: Gesline Anrango
La luneta se eleva pocas veces. Generalmente, se hace con actividades especiales, como el cóctel a las delegaciones internacionales por el cambio de mando, del 8 de mayo. Foto: Gesline Anrango
Entrada es gratuita. Este domingo, se recibirá público de 10 a. m. a 5 p. m.

"Hemos recibido familias completas, adultos mayores, personas con discapacidad. Los estamos recibiendo en el primer vestíbulo con música de clavinova, a cargo de María Clara Vargas Cullel. En el foyer, está el barítono José Arturo Chacón, con canto lírico. Hay un grupo de 20 pintores en distintas zonas del edificio pintando 'a mano alzada'", comentó Arias.

La dinámica que se está utilizando para el ingreso es por grupos de 30 personas, guiados por funcionarios del teatro.

La música barroca recibió a los invitados en el primer vestíbulo del Teatro Nacional. Foto: Gesline Anrango
La música barroca recibió a los invitados en el primer vestíbulo del Teatro Nacional. Foto: Gesline Anrango

El recorrido de unos 30 minutos se inicia en el vestíbulo principal y transcurre por áreas como los camerinos, la luneta y el escenario.

La actividad se prolongará este domingo, en el mismo horario: de 10 a. m. a 5 p. m. Se mantendrá la misma dinámica de ingreso, asegurando una atención preferencial en una fila dedicada a los adultos mayores, embarazadas y personas con discapacidad.

Este edificio, cuya construcción se inició en 1891 y finalizó en 1897, tiene un sistema de levantamiento del piso de la platea que convierte la sala principal en un salón de baile o, como se usó este 8 de mayo, en una espaciosa luneta para recibir a comensales.

Pocas veces se puede ver ese espacio elevado.

Quienes lograron entrar, aprovecharon para tomarse una foto con los actores que representaron el billete de ¢5. Foto: Gesline Anrango
Quienes lograron entrar, aprovecharon para tomarse una foto con los actores que representaron el billete de ¢5. Foto: Gesline Anrango

"Una travesía por el teatro con estas características, se organizó para el 120 aniversario una tarde de un domingo, pero sin el piso de luneta levantado y sin el mural en vivo. En esta ocasión, queremos que el público también aprecie la luneta", dijo Arias.

Las filas este sábado para ingresar al Teatro le daban varias vueltas a la cuadra. Foto: Gesline Anrango
Las filas este sábado para ingresar al Teatro le daban varias vueltas a la cuadra. Foto: Gesline Anrango

En esta oportunidad, el recorrido incluye:

- La entrada por los jardines del teatro, donde serán recibidos por estatuas vivientes y artistas de Pintal (Pintores al aire libre de Costa Rica), quienes recrearán distintas áreas del monumento para el deleite de los asistentes.

- En el primer vestíbulo, disfrutarán de música antigua y barroca en clavecín en el primer vestíbulo, a cargo de músicos como Roberto Enrique Vargas, José Pablo Calvo, MaryBehy Navarro y María Clara Vargas.

- En el foyer disfrutarán de cantos líricos con estudiantes del barítono José Arturo Chacón.

Usualmente, el público no tiene acceso a los camerinos. El Teatro Nacional hizo una excepción este fin de semana. Foto: Gesline Anrango
Usualmente, el público no tiene acceso a los camerinos. El Teatro Nacional hizo una excepción este fin de semana. Foto: Gesline Anrango

- Al ingresar a la luneta, además de apreciarla en una modalidad poco vista, subida al mismo nivel del escenario, podrán observar la Alegoría del Comercio y la Agricultura, conocida popularmente por ubicarse en el billete de cinco colones. Aquí, las personas podrán interactuar en la pintura y tomarse fotografías con los personajes.

- Acceso a un camerino, donde artistas mostrarán la preparación usual antes de entrar a escena.

Los visitantes tienen acceso al escenario donde pueden compartir con actores y disfrutar de la música. Foto: Gesline Anrango
Los visitantes tienen acceso al escenario donde pueden compartir con actores y disfrutar de la música. Foto: Gesline Anrango