Por: Jorge Arturo Mora.   13 marzo
07/11/2017 Teatro de la Danza, CENAC. Ensayo de la danza Mamando Leche de las Estrellas, del Coreógrafo Rogelio López. Foto: Rafael Pacheco
07/11/2017 Teatro de la Danza, CENAC. Ensayo de la danza Mamando Leche de las Estrellas, del Coreógrafo Rogelio López. Foto: Rafael Pacheco

Estrellas, cuerpos y danza. Esa trilogía de elementos ha cautivado a Rogelio López lo suficiente como para estrenar, en el 2017, la obra Mamando leche de las estrellas, una videodanza que explora conceptos como la desnudez, las fronteras y lo humano.

Tras ser bien recibida el año anterior, Mamando leche de las estrellas será remontada el 16 y 17 de marzo a las 8 p. m., y el 18 de marzo a las 6 p. m.

"Repetir la obra permite que crezca en sí misma. Cada vez que se comparte con el público, me provoca mucho más significado ya que el intercambio con el espectador permite que crezca la puesta en escena. Nada es definitivo, eso es maravilloso porque la obra crece", dice López, Premio Magón en el 2011.

El cuerpo lo es todo
07/11/2017 Teatro de la Danza, CENAC. Ensayo de la danza Mamando Leche de las Estrellas, del Coreógrafo Rogelio López. Foto: Rafael Pacheco
07/11/2017 Teatro de la Danza, CENAC. Ensayo de la danza Mamando Leche de las Estrellas, del Coreógrafo Rogelio López. Foto: Rafael Pacheco

La idea de llevar a cabo esta obra surgió ante el interés de comulgar el cine con la danza.

"Estamos celebrando diez años de buscar cómo encontrar un diálogo en común con dos artes tan particulares", asegura López.

Roberto Peralta, director de cine, fue quien realizó un audiovisual que acompaña la danza durante todo el espectáculo, con el propósito de generar lazos entre las disciplinas.

Durante más de diez años, Peralta buscó la forma de relacionar su trabajo como cineasta con la danza.

El año pasado se estrenó el resultado de esa investigación, con la particularidad de que Danza López, agrupación a cargo de la presentación, celebró sus diez años de existencia..

Para el director, la celebración supo mejor ante la oportunidad de presentar una obra que le había dado vueltas en la cabeza desde hace muchos años.

"Desde que comenzamos con Danza López he pensado en que el cuerpo habla por sí solo", confiesa el director.

El nombre de Mamando leche de las estrellas responde a tres definiciones, según el director: la leche es vital para la edificación del ser humano, la vía láctea como recordatorio de lo pequeño que es el ser humano y mamar porque "cuando mamamos recordamos que no somos el centro del universo y permite darle sentido a la construcción del humano".

De allí que López enfatice mucho la obra en el cuerpo de su grupo de actores.

07/11/2017 Teatro de la Danza, CENAC. Ensayo de la danza Mamando Leche de las Estrellas, del Coreógrafo Rogelio López. Foto: Rafael Pacheco
07/11/2017 Teatro de la Danza, CENAC. Ensayo de la danza Mamando Leche de las Estrellas, del Coreógrafo Rogelio López. Foto: Rafael Pacheco

"El cuerpo construye una historia. La obra se propone preguntas: ¿cómo exploramos una cadera que se manifieste en libertad, una pelvis sin necesidad de pasar por los matices de inhibiciones “coherentes”? Si hombre y mujer se desnudan el pecho, quien está realmente semidesnudo es ella. Entonces, ¿qué significa el pecho? ¿Qué simboliza?", manifiesta.

Desde la visión del director, el cuerpo es un texto vivo sobre el cual se imprimen las condiciones que se deseen.

Para el remontaje, Mamando leche de las estrellas no presenta cambios en su elenco.

La presentación tendrá lugar en el Teatro de la Danza. La preventa de entradas está en ¢3.000, la entrada general en ¢6.000 y estudiantes con carné y adultos mayores pagan ¢3.000.

Las entradas se puede conseguir únicamente en la boletería del teatro, dos horas antes de cada función.