En la plaza de la Cultura, decenas de personas se sorprendieron con la actividad

Por: Katherine Chaves R. 21 junio, 2013

La Cuarta Liberación Mundial de Libros provocó mucha euforia en los lectores costarricenses, quienes no dudaron ni un segundo de este viernes para sembrar un texto en cualquier restaurante, parque o centro comercial del país.

Algunos libros fueron ¨liberados¨ en las bancas de la plaza de la Cultura junto a las palomas que habitan el lugar.
Algunos libros fueron ¨liberados¨ en las bancas de la plaza de la Cultura junto a las palomas que habitan el lugar.

La actividad, que tiene como fin promover la lectura, se realizó durante todo este viernes en diferentes zonas de Costa Rica. Uno de los puntos que más concentró personas deseosas de encontrarse y de liberar un libro fue la plaza de la Cultura, ubicada en San José.

La idea de este movimiento, que es de origen internacional, es perder voluntariamente un libro para propiciar que alguien más lo encuentre y lo lea. Antes de dejarlo ‘olvidado’, recuerde que usted debe escribir, en la primera página, que dicho texto forma parte de este movimiento y que espera, que tras devorarlo, lo vuelva a liberar para seguir ganando lectores.

María Chinchilla, lectora, aseguró que está muy contenta por haberse encontrado un texto. "Este tipo de eventos son muy beneficiosos tanto para la juventud como para los adultos. Todos deberían animarse. Es la primera vez que participo y prometo que no será la última. La próxima vez yo también liberaré este libro", comentó.

Entre diferentes instituciones, como la Universidad de Costa Rica y la Librería Internacional, se han 'perdido' cientos de textos.