Natalia Díaz Zeledón. 11 abril
Pasacalles 'Líneas de fuga' del grupo francés Le Bus Rouge. Foto: José Cordero.
Pasacalles 'Líneas de fuga' del grupo francés Le Bus Rouge. Foto: José Cordero.

Este miércoles 11 de abril, San José estuvo inquieto. Una multitud curiosa persiguió por 400 metros a la compañía Le Bus Rouge mientras realizaba su último día de presentaciones en el Festival Internacional de las Artes (FIA 2018).

Su espectáculo Líneas de fuga los vio caminar, uno tras otro en fila india, mientras turistas extranjeros y familias enteras con coches de bebé seguían el sonido de la flauta, el clarinete y la frenética percusión.

(Video) Así se vivió el FIA desde la Plaza de la Cultura y la Avenida Central

El grupo participó con Le Bus Rouge en el baile y pidió fotos con los integrantes. Al final, los artistas solicitaron que por favor enviaran todas las fotografías que capturaron por medio de su página de Facebook.

La música y el baile contagiaron a los asistentes, muchos de los cuales iban preparados para terminar la procesión por la avenida Central en las sillas de la plaza de la Cultura.

El escenario de este último lugar duró muy poco ocupado por palomas y niños jugando porque, pronto, ingresaron al escenario cinco bailarinas subidas en zancos altos. Las artistas de la Compañía Maduixa advirtieron por los parlantes que el público tenía que mirarlas con los ojos y no con las pantallas de sus celulares.

Además de la música, ofrecieron baile desfachatado y mucha interacción con el público. Foto: José Cordero.
Además de la música, ofrecieron baile desfachatado y mucha interacción con el público. Foto: José Cordero.

"Miradnos con vuestros ojos y vivid nuestra opresión", dijeron antes de comenzar a bailar su coreografía Mülier.

Los asistentes observaron impresionados el control preciso que las bailarinas tenían de sus piernas sobre los zancos. La interpretación ofreció movimiento con agilidad y sincronía precisa.

Mülier estuvo llena de simbolismos sobre la condición de la mujer. Entre algunos momentos, las bailarinas interpretaron una secuencia entera con movimientos mécanicos similares a los de muñecas autómatas.

'Mülier' de la Compañía Maduixa utilizó los zancos como un símbolo de opresión contra la mujer. Foto: José Cordero.
'Mülier' de la Compañía Maduixa utilizó los zancos como un símbolo de opresión contra la mujer. Foto: José Cordero.
La coreografía exige precisión y sincronía a sus cinco intérpretes. Foto: José Cordero.
La coreografía exige precisión y sincronía a sus cinco intérpretes. Foto: José Cordero.

Al ritmo de una versión musical retorcida de I Feel Pretty (del musical West Side Story), fingieron maquillarse y desmaquillarse frente al público.

El público aplaudió los movimientos más atrevidos y gritaron con sorpresa cuando las muchachas se cayeron de espaldas al unísono, con tal de quitarse los zancos y liberarse de su "opresión".

Mülier se repetirá este jueves, a la 1 p. m., en la plaza de la Cultura.