Jorge Arturo Mora.   8 junio
Pérez y Arrea demostraron, al igual que hicieron el año anterior con 'El lago de los cisnes', su calidad interpretativa. Ambos pertenecen al Washington Ballet. Fotografía: Lilliam Arce.

La reunión dancística ya estaba pactada. Con mucha emoción y ambición, el Ballet Nacional de Costa Rica había señalado el 7 de junio como el día del arranque del I Festival Internacional de Ballet de Costa Rica. Aunque en otras ocasiones se han celebrado jornadas dancísticas con invitados de otros países, el objetivo de este festival es consolidar un encuentro anual con compañías de todo el continente.

A las 8 p. m. de este viernes, comenzó la gala de inauguración de un festival que tiene como plato fuerte a Drácula, clásico título dancístico que viene dirigido por Annia Rosales y Pedro Boza. También, ambos están a cargo de la dirección artística del Ballet Nacional de Costa Rica.

La gala comenzó con una bienvenida a cargo de estudiantes de distintas academias de ballet del país. Tanto Rosales como Boza prepararon una entrada en la cual estos alumnos bordearon el Teatro Nacional como una antesala del espectáculo de variedades que se había preparado.

Para esta primera edición del festival, la compañía convocó a representantes de distintas compañías del mundo. Por Estados Unidos llegaron The Washington Ballet, Milwaukee Ballet y Sarasota Cuban Ballet Youth Company. Por Panamá, arribaron representantes del Ballet Nacional de Panamá. Chile también trajo su representación con el Ballet de santiago, Ópera Nacional de Chile. Portugal trajo integrantes de la Joven Companhia de Ballet de Leiria.

Por Costa Rica, distintas representaciones fueron convocadas: Ballet Nacional de Costa Rica, ACANDA, Ballet Studio Maureen Rivera, Next Step Dance Studio, Nuova Danz, Academia Superior de Ballet Clásico, Estudio de Ballet Pierina, Centro Cívico Garabito, Boga Dance Studio, Academia Ingrid Cruz, Conservatorio Castella, Creatividad y Movimiento Academia de Ballet, Dance Up, Step Up Dance Studio, Dance Nacional y Ballet Juvenil Costarricense.

La gala de inauguración
Un grupo de niñas bailarinas de distintas academias del país dio inicio a la gala de Inauguración del Festival Internacional de Ballet Fotografía: Lilliam Arce.

Miguel Cabrera García, doctor en Ciencias del Arte, quien es el historiador del Ballet Nacional de Cuba, dio unas palabras para comenzar la gala.

“Me siento honrado de representar a Cuba en un acto tan especial como este. Nosotros (los cubanos) desde 1948 hemos contado con un festival de ballet. Ahora corresponde a ustedes, un hermoso país que actualmente está muy interesado en la danza contemporánea, pero que también siempre ha validado la presencia del ballet clásico".

Quienes dieron arranque a las coreografías fueron los integrantes del Washington Ballet, en una de las piezas más atractivas de la noche. Bailaron Head Space y, con especial brillo, aparecieron la costarricense Victoria Arrea y Giancarlo Pérez, dupla que el año pasado encabezó el montaje de El lago de los Cisnes que casualmente produjo la Compañía Nacional de Ballet.

Seguido, miembros del Sarasota Cuban Ballet Youth Company presentaron el pas de deux del tercer acto de Coppélia; después el Ballet de Santiago, con una iluminación cargada de sombras, presentó Por qué sí?, después Sarasoto Cuban Ballet Youth Company presentó Adam Pas de Deux y finalmente el conocido título Llamas de París fue representado parcialmente por la Joven Companhia de Ballet de Leiria, Portugal. Los aplausos fueron creciendo conforme se sucedían las coreografías.

Después del intermedio, el Ballet Nacional de Panamá representó El Talismán; la compañía portuguesa apareció de nuevo con Fado de Portugal; Sarasota Cuban Ballet Youth Company representó Quartet Shapes y, para el cierre de la noche, The Washington Ballet volvió salir a escena para el grand pas de Raymonda.

Este fin de semana continúa el festival. Las entradas se pueden conseguir en eticket.cr.