28 septiembre, 2013

El retorno de las situaciones y objetos a su punto de partida, como una botella de plástico, cuyos materiales provienen de la tierra. Para tratar esta metáfora, el grupo Taxi Colectivo recurre a diversos lenguajes artísticos en su nueva propuesta Boomerang .

Taxi Colectivo surgió en el 2012, producto de una convocatoria realizada por el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo que pretendía intervenir La Pila de la Melaza. Más de 15 artistas unieron su talento con un espectáculo que se denominó Epidermis Transgénica .

El espectáculo fue una de las cuatro propuestas ganadoras del concurso de coproducción de la Gráfica Génesis y, en él, conviven muchos lenguajes artísticos con un tema común.

En este caso, el hilo conductor de la obra es trecho que recorre una botella de plástico desde su llegada al mundo, su relación con el hombre y la manera como regresa, convertido en basura o reutilizado, a la sociedad.

“Por eso se llama Boomerang , porque todo vuelve, todas las acciones al final retornan: la temática del plástico pretende transmitir esa idea del retorno”, afirmó el director de la obra Francesco Bracci.

Variedad. Boomerang no es teatro, danza o música. Es todo y más: incluye también animación digital, producción audiovisual, diseño de vestuario y artes plásticas.

“La animación la utilizamos de dos formas dentro del proyecto: como medio para contar una historia y la otra como una herramienta de apoyo a la danza”, señaló Stephanie Herrera, quien realizó, junto con Gustavo Maass, las animaciones de la obra.

Dentro de este abanico artístico también se destaca el vestuario de Tesi Osorio. “Trabajo alta costura con una gran influencia arquitectónica que se puede ver en cada uno de los diseños de Boomerang ”, explicó la diseñadora.

Etiquetado como: