Jorge Arturo Mora.   14 marzo, 2018
13/09/2013. Carl St Clair, Director Musical de la Orquesta Sinfónica Nacional. Foto Adriana Rojas para LN

El viernes 16 de marzo comienza la nueva temporada oficial de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica (OSN). Como todos los años, el menú musical despierta interés y dudas: todos los melómanos quieren conocer de cerca lo que hay tras la oferta de la mayor orquesta del país.

Vía correo electrónico, Viva conversó con Carl St. Clair, director titular del ensamble, sobre su programación, la ausencia de compositoras femeninas y el futuro próximo de los directores costarricenses.

– ¿Cómo fue el proceso de selección del programa para esta nueva temporada de la Orquesta Sinfónica Nacional?

– El proceso de esta temporada siguió el mismo proceso que en años anteriores, que comienza con una discusión inicial entre Gabriel Goñi (director del Centro Nacional de la Música) y yo.

"Durante esa discusión, hay algunos marcadores principales que deben considerarse, por ejemplo, el equilibrio del repertorio, la necesidad de instrumentos únicos o músicos adicionales, el equilibrio durante la temporada de solistas (violines, piano, voz, violonchelo, entre otros instrumentos), celebraciones importantes de cumpleaños, balance de música de una variedad de períodos, la cantidad de tiempo de ensayo permitido, elección de artistas invitados y directores, y muchas otras consideraciones que van surgiendo.

"Después de estas discusiones iniciales, esbozamos la temporada, que se presenta al comité artístico (comisión técnica compuesta por nuestro concertino y un grupo de músicos de la OSN). Hay más discusiones y consideraciones allí.

"Luego, cuando hay un borrador completo de la temporada, se presenta a la junta directiva del Centro Nacional de la Música para su aprobación. Este es un proceso bastante estándar. También es un proceso muy positivo que involucra a un gran número de personas, pero primero debe comenzar conmigo, el Director Musical y el presidente".

– ¿Cuáles novedades presenta el programa?

– Cada temporada trato de presentar trabajos que son importantes en el repertorio, pero no han sido interpretados en absoluto o al menos en muchos años.

"La temporada pasada hubo unas 15 obras que no se habían tocado en la historia reciente y algunas nunca se habían realizado. A veces, uno se sorprende por el repertorio estándar que, por alguna razón u otra, ha sido silencioso. Siempre trato de dejar al menos cinco temporadas entre nuevas interpretaciones de cierto repertorio. Dicho esto, hay algunos favoritos que pueden aparecer con más frecuencia, pero, cuando es posible, evito la exposición excesiva.

"Hemos creado un documento de historia del repertorio que tiene todos los trabajos realizados desde el 2003. Esto es muy útil cuando se considera el repertorio de la nueva temporada. Esta temporada hay varios trabajos que no se han tocado del todo o que no se han interpretado en la memoria reciente.

"Entre las composiciones que nunca se han tocado se encuentran la Quinta sinfonía de Schubert, Las cuatro últimas canciones de Strauss, la Sétima sinfonía de Bruckner, Feste Romane de Respighi, Concierto para violín en Re mayor de Paganini, Las fuentes de Roma, de Respighi y el programa del centenario de Leonard Bernstein. Además, la Novena sinfonía de Schubert fue presentada por última vez en el 2011, el Segundo concierto para piano de Brahms fue presentado por última vez en el 2003.

"Probablemente estoy dejando algunas obras por fuera, pero esto da una idea de cómo han terminado estas obras en esta temporada".

24/11/2017. San Jose. Teatro Nacional. XII Concierto de temporada oficial 2017 de la Orquesta Sinfonica Nacional. Director titular Carl St Clair. Piano, Alexander Romanovsky. foto jeffrey zamora

– ¿Qué no debería perderse el público?

– Comenzamos la temporada con un saludo italiano (un festival si así lo quiere ver) con 2 programas dedicados a los maestros italianos. Y, estamos terminando la temporada con un festival de Brahms de tres semanas que incluirá: Concierto para violín, 2.° Concierto para piano, la primera y última sinfonía y el Réquiem de Brahms.

"Además, en agosto celebramos los 100 años de mi mentor, maestro y amigo, Leonard Bernstein, con un programa completo de su música de sus composiciones corales, y su Sinfonía n.° 2 en Broadway, que refleja su versatilidad en géneros y estilos musicales.

"Durante la temporada presentamos a un solista que es miembro de nuestra sección de violín, Fernando Muñoz, quien interpretará el Concierto para violín n.º 3 de Mozart.

"No se pueden perder el regreso de algunos de los directores invitados favoritos de nuestra orquesta: James Judd, Carlos Spiere, José Serebrier, Mark Laycock y otros.

"Por último, pero muy importante, nuestro querido director emérito Irvin Hoffman volverá, como lo hace cada temporada, pero esta vez con su hijo, Gary Hoffman, como solista en un programa que no se puede perder, que incluirá Adagio for Strings de Barber, Concierto de chelo de Dvorak y la poderosa Sinfonía n.º 3 de Beethoven, Eroica.

"También debo mencionar que nuestra lista de solistas invitados tiene un toque internacional, e incluye el regreso de artistas invitados que han tenido actuaciones de conciertos distinguidos con la OSN y para nuestras audiencias en el pasado: Ben Pasternack, Markus Groh, Nigel Armstrong y Celena Shafer. para enumerar algunos".

Ver más!

– ¿Por qué (casi) no hay música costarricense en el programa?

– Durante la temporada habrá tres conciertos con obras de compositores costarricenses, en el III concierto y X concierto [en el programa aparecen "obras por definir; el año pasado, tres conciertos tenían esa anotación, pero al final no se incluyeron obras ticas].

Y, en el programa de nuestro Réquiem de Brahms, presentaremos la obra de Jorge Alvarado para fagot y orquesta, titulada Voces enteras los Árboles, que será en memoria de nuestro querido difunto principal fagotista, Carlos Ocampo. Esta actuación de Requiem será en una de las áreas clásicas o catedrales.

"Lo más importante es notar que dedicaremos una semana entera a la música de compositores costarricenses en talleres, lecturas, ensayos y grabaciones.

"Hemos hecho esto durante las últimas temporadas. A menudo, así es como descubrimos nuevas obras y prometedores compositores costarricenses. Esto les permite, no solo escuchar su música en una sola actuación, sino que les ofrece un entorno de taller que les ofrece la oportunidad de crecer y desarrollarse como compositores para orquesta.

"Solo para mencionar, la OSN también dedicará una semana similar a 7 jóvenes directores costarricenses con los que he estado trabajando desde mi nombramiento como Director Musical. Esto culminará en un concierto de vista previa especial para octubre de esta temporada.

"Esto es muy importante, porque entre todos estos directores, hemos calculado que están parados frente a más de 400 jóvenes costarricenses cada semana, liderándolos y ayudándolos en sus desarrollos musicales.

"Todo esto sigue los objetivos que establecí cuando comencé: cultivar jóvenes directores y compositores costarricenses y ofrecer las actuaciones musicales de OSN a todas partes del país (estábamos de gira la semana pasada). Estamos logrando grandes avances en estas áreas y esperamos continuar".

28-09-2011/Director Carl St. Clair,Orquesta Sinfónica Nacional/Fotografias: John Duran

– Muchas orquestas en el mundo están reconsiderando su programa con música contemporánea. En el programa de Sinfónica Nacional, Leonard Bernstein es el compositor más reciente. ¿Cree que la orquesta debería apostar por un cambio en el tipo de programa?

– Sin duda existe la necesidad de exponer a nuestro público la música de nuestro tiempo y nuestro país. Por esta razón, habrá tres estrenos mundiales de la música de los compositores costarricenses en la temporada.

"Mark Laycock también dará el estreno en el país de su propio Concerto for Saxophone Quartet. Solo como un detealle adicional, la Sinfonía n. ° 2 de Bernstein y las Cuatro últimas canciones de Strauss fueron compuestas en el mismo año, 1949.

"Crear una temporada es como preparar una dieta musical para nuestro público y clientes. Intento, a veces, desafiar sus mentes, a veces sus corazones y emociones, o intelecto.

"A veces, les ofrecemos lo que realmente les gusta y sabemos que van a disfrutar, y en otras ocasiones les ofrecemos música que podrán disfrutar y ser recompensados, pero que aún no han tenido la oportunidad de escucharla y experimentarla en la sala de conciertos de una presentación en vivo".

–Muchas orquestas en el mundo incluyen música compuesta por mujeres en su repertorio. ¿Cree que es importante que la OSN incluya este tipo de repertorio en su programación?

– La temporada pasada, Gabriela Mora, una brillante joven directora costarricense con quien he estado trabajando durante los últimos años, hizo un debut impresionante con la OSN en el Teatro Nacional, con nada menos que el trabajo extremadamente complejo y difícil de Stravinsky, Tradiciones de la primavera.

"Su debut marcó la primera vez en la historia de la orquesta que una mujer había liderado la OSN en un concierto tan importante. Por esto, estoy, y todos lo estamos, muy orgullosos. De hecho, ella dirigió la orquesta la semana pasada en la gira.

"Ojalá, pronto (tengamos) compositoras costarricenses. Un paso a la vez".