Bienal selecciona a 10 artistas, varios de generaciones emergentes y con propuestas sobre el tema de la memoria

Por: Fernando Chaves Espinach 8 noviembre, 2013
Diverso. Las propuestas se caracterizan por utilizar distintos lenguajes, como instalaciones: pt2pt - Point to Point es obra de Anna Matteucci. Pablo Montiel.
Diverso. Las propuestas se caracterizan por utilizar distintos lenguajes, como instalaciones: pt2pt - Point to Point es obra de Anna Matteucci. Pablo Montiel.

Una bienal artística es, a su modo, un registro de la época: mide, evalúa y da un vistazo a lo que se está creando, y para eso nació Bienarte.

La novena edición de la Bienal de Arte Visual de Costa Rica reúne a 10 artistas contemporáneos en el Museo Calderón Guardia, en una exposición que se inaugurará hoy, a las 7 p. m.

“Es muy interesante el hecho de que la mayoría de los seleccionados son gente muy joven, lo que nos da el pulso de la creación actual”, dice la organizadora Ileana Alvarado.

En esta ocasión, el curador guatemalteco Emiliano Valdés y la curadora del Museo del Barrio de Nueva York, Rocío Aranda, conformaron el jurado, seleccionando y siguiendo la elaboración de los 10 proyectos.

Los escogidos fueron Diana Barquero, Javier Calvo, Carlos Fernández, Óscar Figueroa, Marco Guevara, Priscilla González, Édgar León, Victoria Marenco, Anna Matteucci y Stephanie Williams.

 Cinchona . La ruina como memoria del suceso histórico , de Diana Barquero. Pablo Montiel.
Cinchona . La ruina como memoria del suceso histórico , de Diana Barquero. Pablo Montiel.

Valdés y Aranda resaltaron que la mayoría de los artistas son muy jóvenes y tienen una obra en pleno crecimiento. También destacaron que sus proyectos exploran la vivencia de lo político desde experiencias muy personales, como la memoria y la recuperación de objetos de uso cotidiano.

Exploración. Algunos de los proyectos, como los de Javier Calvo y Óscar Figueroa, cuestionan directamente eventos históricos y culturales; otros toman acercamientos más personales a lo político y al tiempo.

Diana Barquero se enfoca el los fragmentos y la memoria: recupera ruinas del terremoto de Cinchona, una comunidad en la que había creado otros proyectos.

“Me interesa ver cómo se mantienen esos espacios abandonados, deshabitados, de alguna manera como monumento trágico de la memoria del terremoto”, explicó.

En Prácticas de saqueo , Stephanie Williams retoma los mosaicos de casas antiguas como un gesto de relectura y reinterpretación, un tema cercano a sus trabajos anteriores. Otros proyectos, como el de Victoria Marenco, juegan con lo inmaterial: es un video que imita proyecciones de luz: es símbolo de posibilidad y de memoria siempre transformada.