Arturo Pardo V.. 27 diciembre, 2017

¿De dónde salió Elena Zúñiga? Antes de responder la duda que hasta hace poco yo también tenía, rescato la madurez de este lanzamiento redondo y bien armado.

Zúñiga fue quien lo compuso, produjo y se hace cargo de la voz principal y el cello. Su anterior trabajo fue con la extinta agrupación de música experimental Árbol de Pie, cuya existencia se quedó sin ser registrada en estudio. En aquel conjunto fue también la directora musical.

Portada del disco
Portada del disco "Viaje Etéreo", de Elena y la Orquesta Lunar.

En esta nueva propuesta, además de ella, la alineación la completan Gerardo Mora (batería y percusión), Andrés Campos (teclado y piano), Alfredo Chavarría (trombón), Marcelo Rodríguez (saxofón) y Allan Padilla (contrabajo).

El lanzamiento de Viaje etéreo ocurrió en noviembre con material grabado y mezclado este mismo año por Óscar Herrera. Las obras contenidas fueron compuestas en el 2016.

Musicalmente tiene grandes méritos que resaltar, empezando, quizá, por la notoria diversidad rítmica que ofrece, que le aportan riqueza y dinámica, sin que por ello le impida reconocerle una identidad definida al proyecto.

El trío, que en varios temas suma a algunos invitados, logra darle vida a hermosos arreglos donde abundan las sutilezas y los adornos, sin caer nunca en lo recargado o en lo cliché.

Las cuerdas son preponderantes y, con las distancias del caso, son capaces de recordar el tratamiento de ambientes creados en obras de cantautor con importantes matices orquestales, por ejemplo 11 Episodios sinfónicos, de Gustavo Cerati (2001).

En este caso, con sonidos mucho más latinos, hay también una importante presencia de vientos que también hacen una gran labor en la armonía o, cuando corresponde, en complementos a la voz principal.

Los logros melódicos sobresalen por la voz de Zúñiga, quien ofrece autenticidad al cantar líricas basadas en lo anecdótico y lo reflexivo. Se evidencia la carga emotiva que tienen varias de las obras y cómo la música incide en función de lo que comunican las letras.

Hay dramatismo cuando este se requiere, representando los sentimientos correspondientes con gran suceso.

En la pieza Tímida piel, por ejemplo, hay frases cargadas de tensión, que se acentúan con la progresión del piano y con la intención vocal, antes de pasar a un breve tango que conduce al final del tema.

Esos cambios también rítmicos son constantes de principio a fin: Quiero tiene influencias más urbanas, el cierre de Hasta cuando muestra un coro con aires tribales-africanos, mientras que Entrega y Tren a San Pedro gozan de atributos del jazz, con buena participación del piano y un rico contrabajo en la segunda de estas piezas, en la que también hay guiños de samba y bossa nova.

El trabajo se disfruta con facilidad de inicio a fin, sin que haya canciones de sobra, por lo que sería injusto pasarlo por alto, principalmente por su calidad compositiva. Este material de un proyecto de reciente formación resulta una grata sorpresa.

El disco: Viaje etéreo

Artista: Elena y la Orquesta Lunar

Lanzamiento: 20 de noviembre

Disponible: Bandcamp