Cine

Wendy Chinchilla, actriz de ‘Clara Sola’, desarrolló un vínculo especial con la yegua Tormenta

La bailarina debutó como actriz en esa película. Durante el rodaje la artista fue desarrollando, junto a la directora Nathalie Álvarez, el personaje de Clara.

La artista Wendy Chinchilla está acostumbrada al escenario, a las luces, a la música y a representar con su cuerpo el arte. Prácticamente toda su vida ha sido bailarina, pero recientemente se le presentó un reto a su carrera al interpretar por primera vez un papel de actuación: Clara, el personaje principal de la película costarricense Clara Sola, filme que llegó esta semana a las salas de cine nacionales. En el camino Wendy enfrentó nuevas posibilidades en su trayectoria y cuenta que encontró en la yegua Tormenta (personaje también de la cinta) un refugio. Ambas vivieron juntas un proceso de metamorfosis, explica la intérprete.

“Mantener la concentración era un poco cansado pero en esto la yegua me ayudó un montón. Me metía al establo con ella y sentía que me liberaba”, contó Wendy.

-¿Hubo entonces una conexión con Tormenta?

-Nos hicimos amigas. Solo el cuidador y yo teníamos derecho a estar con ella para que no se estresara con el resto del equipo. Generamos un vínculo muy fuerte y creo que yo a ella también la ayudé a calmarse porque se ponía nerviosa por factores como el cambio de su casa a la locación del rodaje. Ella y yo tuvimos que acostumbrarnos. Siento que las dos tuvimos una metamorfosis.

Clara Sola se estrenó en Costa Rica el jueves 11 de noviembre tras un exitoso recorrido por festivales internacionales que reconocieron la calidad de la producción y de la historia que narra la vida de una mujer de 40 años, de quien se cree, tiene una conexión especial con Dios.

Como ‘sanadora’ sostiene a una familia y a un pueblo necesitados de esperanza mientras encuentra consuelo en su relación con la naturaleza. Después de años de ser controlada por el cuidado represivo de su madre, los deseos sexuales de Clara se ven avivados por su atracción hacia el nuevo novio de su sobrina, explica la sinopsis de la película.

La producción -que representará a Costa Rica en los próximos Óscar- ha recibido galardones foráneos, pero Chinchilla también ha sido objeto de estos reconocimientos. La actriz y bailarina fue premiada como mejor actriz en el Festival de Cine de Lima, Perú y en la Mostra Internacional de Cinema de Sao Paulo (Brasil).

Sobre su experiencia como actriz debutante y el viaje de Clara Sola la intérprete habló con Viva.

-¿Cómo asumió el reto de ser bailarina y aventurarse a la actuación?

-A mí me sorprendió porque yo jamás me imaginé participar en un proyecto así y menos con la magnitud que ha tenido Clara Sola. Ha sido sorprendente de una manera muy positiva. Creo que uno no es bailarina o actriz nada más, si una persona hace varias cosas no es que deje una para hacer la otra, sino que toma las herramientas que tiene y saca la tarea.

-¿Cuáles herramientas de la danza aplicó para el personaje?

-Para mí que soy bailarina de tanto tiempo, las herramientas de la danza fueron fundamentales para enfrentar el personaje y esto para Nathalie (directora) era muy claro desde el principio, por eso buscó una persona que tuviera un vínculo potente y bastante fluido con su cuerpo, algo que fue muy acertado.

-Clara es un personaje cuya interpretación física puede verse muy calma, pero la directora dijo que es muy fuerte desde adentro...

-Nathalie es mimo, así que ella entiende muy bien su cuerpo, a partir de eso usamos mucho el lenguaje físico para construir la intención y el movimiento de Clara. Ella tal vez no se mueve mucho, pero por dentro todo el tiempo se está desplazando de un lugar a otro.

-¿Cuál fue el aspecto más retador del personaje?

-La voz para mí fue el elemento más complicado porque no estoy acostumbrada a usarla en escena. Usamos ejercicios de técnicas de clown para descubrir la voz de Clara, fue un proceso que mantuvimos durante todo el rodaje porque tenía que poner más atención a no soltar, no era algo que tenía afianzado.

A nivel emocional fue muy fuerte mantenerme en el personaje durante el rodaje porque en la danza uno empieza el espectáculo y es un solo hasta el final, pero en cine son las escenas cortadas y hay que mantenerse conectado durante muchas horas a pesar de los cambios de escena, de vestuario y de locaciones.

-Entonces el uso interdisciplinario de las artes enriqueció al personaje...

-¡Claro! Cuando uno está en la vida echa mano a todo lo que uno es. Las herramientas aprendidas en la vida y en la academia aportan para llegar a donde se quiere.

-Clara tiene una conexión muy especial con la naturaleza, ¿cómo trabajó este tema usted como intérprete?

-Fuimos a filmar a un lugar increíble en Vara Blanca y bueno, al llegar ahí es inevitable sentirse sobrecogido con tanto verde. Toda esta naturaleza tan potente del bosque nuboso ayudó muchísimo a la construcción de Clara, esta naturaleza es potente y sobrecogedora. Había mucha lluvia, humedad, neblina y muchos insectos, pero el entorno fue como si hubiera abrazado el proceso y nos ayudó a todos a entrar en la atmósfera y el universo de Clara.

-¿Qué le llamó la atención del personaje de Clara para aceptar el papel?

-Lo que me llamó la atención es que yo tenía que irla encontrando, la fuimos descubriendo, fue un proceso muy bonito. No leímos el guion hasta pasado un mes de ensayos, así que fue interesante descubrirla en los ejercicios que íbamos planteando, también en los otros personajes y en la naturaleza. Me queda muy claro que Clara no tiene filtros y eso me gusta mucho.

-El recorrido de Clara Sola antes de llegar a Costa Rica ha sido muy positivo con la producción. ¿Qué opina de estos reconocimientos y la recepción que ha tenido la película?

-Da muchísima satisfacción porque sí, fue un trabajo muy intenso donde nos sumergimos todos y todas hasta la médula. Ver estos resultados como los reconocimientos es muy satisfactorio, da mucha alegría y además siento que es muy bueno para el cine porque entonces se le empieza a dar, sobre todo ahora, un lugar y decir que se están haciendo cosas importantes que no solo se reconocen aquí en el país, sino también en lugares donde tienen criterios potentes.

-¿Qué tiene la historia para haberle gustado tanto al público internacional?

-Creo que el aspecto de la naturaleza, la cercanía que logró Sophie Winqvist (directora de fotografía) que observó y presentó toda esa riqueza natural, eso envolvió mucho a otras personas que no están acostumbradas a estas potencias. También sirvió que el tema de la autoliberación y la autosanación de Clara y el camino de valentía que ella emprende nos toca a todos y todas; esa mezcla logró una conexión que a todos nos llama de una u otra manera.

-La película tiene un abordaje muy respetuoso de temas como la sexualidad y la religión. ¿Considera importante exponer estos temas, abrir conversación al respecto?

-Sí por supuesto, es claro que hay temas que siempre es importante hablarlos. Me gusta la manera en que se habla y cómo se dice en la película, es respetuoso, es poético. Se descontextualizan los temas de muchas etiquetas, se le da a la sexualidad otro lugar, un lugar al reconocimiento del cuerpo y a la importancia que tiene.

Jessica Rojas Ch.

Jessica Rojas Ch.

Bachiller en periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Cubre temas de música nacional e internacional, además de informaciones de entretenimiento.