Alexánder Sánchez. 26 octubre
Fotograma de 'I Want a Sun In My Pocket', cortometraje ganador del Made in Costa Rica. Cortesía de Shnit
Fotograma de 'I Want a Sun In My Pocket', cortometraje ganador del Made in Costa Rica. Cortesía de Shnit

El jurado del Festival Shnit dictó sentencia y declaró a I Want a Sun In My Pocket como el cortometraje ganador de Made in Costa Rica, la categoría costarricense de cortometraje.

I Want a Sun In My Pocket, según la sinopsis oficial, es la puesta en pantalla de “un paisaje de sentimientos experimentados por los habitantes de un edificio".

"La soledad, la indignidad y un encuentro relajante con el sol están en medio de su batalla interior”, agrega el resumen del filme, dirigido por la tica Laui Laessa.

Laessa, quien actualmente vive en el extranjero, es una ilustradora y cineasta inmersa en la exploración de las vulnerabilidades humanas y las cuestiones psicológicas.

La técnica de animación de 'I Want a Sun In My Pocket' es muy singular. Cortesía de Shnit
La técnica de animación de 'I Want a Sun In My Pocket' es muy singular. Cortesía de Shnit

Su trabajo, según el Shnit, está arraigado en experiencias profundas y personales con el mundo emocional e invisible. Se graduó de la Escuela de Cine de Vancouver y su trabajo se ha proyectado en varios festivales de todo el mundo, desde 2019.

Para el jurado de la competencia –conformado por los cineastas Sofía Quirós y Rafael Chinchilla, junto al periodista cultural y programador de cine, Fernando Chaves–, I Want a Sun In My Pocket se llevó el triunfo por "construir una historia única con ilustraciones de gran belleza, que logran hacernos viajar por un universo rico y de personajes profundos”.

Según la organización del Shnit, el premio del público lo ganó el cortometraje Alunizaje, de Melany Mora, que muestra la historia de Nel, un futuro astronauta de 10 años que tiene muchos lunares y quiere llegar a la luna.

Menciones de honor.

Además de seleccionar al ganador, el jurado del Shnit también decidió darle una mención de honor al corto documental Marea alta, dirigido por Michele Ferris.

Marea alta es un documental que retrata la amistad de Jessica y Karol, dos chicas que son mejores amigas y que viven en la isla más pequeña de Costa Rica.

El hogar de ambas se encuentra bajo la amenaza constante de ser inundado por las altas mareas que llegan la isla. A la misma vez que las amigas lidian con el inevitable cambio de la naturaleza, ellas deben enfrentarse a la incertidumbre de la adolescencia.

El drama de 'Marea alta' se percibe en cada una de sus escenas. Cortesía de Shnit
El drama de 'Marea alta' se percibe en cada una de sus escenas. Cortesía de Shnit

Según el jurado, Marea alta es una producción valiosa por mostrar "una Costa Rica poco conocida a través de una mirada íntima y sincera, a la vez que toca una problemática social compleja”.

Lo mismo hicieron los jueces con el corto animado Thank You, dirigido por Julián Gallese, “por su humor y frescura en un mundo absurdo y envolvente”.

El argumento de Thank You, cortometraje animado de 98 minutos es muy sencillo: retrata “el día más esperado del año en un pueblo ficticio”, con imágenes que captan la atención del espectador y un guion encantador.